Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ls banderas LGTBI colgadas en el Palau de la Generalitat (i) y el Ayuntamiento de Barcelona / EFE

Torra y Colau desafían al Supremo y cuelgan la bandera arcoiris

El presidente catalán y la alcaldesa de Barcelona colocan el pendón LGTBI pese a que el alto tribunal prohíbe las enseñas no oficiales

4 min

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han desafiado al Tribunal Supremo y han colocado hoy domingo, 28 de junio, banderas arcoiris en las fachadas del Palau de la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona pese a que una sentencia reciente del alto tribunal exige que solo se exhiban banderas oficiales en los edificios institucionales.

El primero en anunciar que la sede del Gobierno de la Generalitat de Cataluña luciría la bandera LGTBI ha sido Torra. "Hoy, día del Orgullo 2020 y cada día, trabajaremos para una sociedad libre, igualitaria y plenamente inclusiva. Una sociedad comprometida con los derechos del colectivo LGTBI y que lucha contra las discriminaciones por razón de orientación sexual e identidad de género. Orgullo de país", ha tuiteado el jefe del Ejecutivo autonómico. 

Colau preside la colocación

Más activa aún se ha mostrado Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, que ha participado en la colocación de la bandera multicolor en la fachada de la casa consistorial, a la que también han acudido otros concejales y activistas del movimiento LGTBI.

Tras ello, Colau ha señalado que "hoy, como cada año, en el Ayuntamiento de Barcelona hemos colgado la bandera del Orgullo LGTBI de la mano de las entidades. El 28 de junio es lucha diaria, reivindicación, memoria y esperanza. En Barcelona, ciudad orgullosa de su diversidad, nos reivindicamos".

El Supremo exigió neutralidad

La doble acción de Torra y Colau no tendría mayor enjundia y pasaría como un acto más de la celebración del 28J salvo por un extremo: el Tribunal Supremo acaba de sentenciar por la neutralidad de las fachadas de las instituciones públicas. Lo hizo el alto tribunal el 1 de junio, en una resolución de la sala de lo Contencioso-Administrativo relativa al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

La opinión de los jueces es clara. "No resulta compatible con el marco constitucional y legal vigente, y en particular, con el deber de objetividad y neutralidad de las administraciones públicas la utilización, incluso ocasional, de banderas no oficiales en el exterior de los edificios y espacios públicos, aun cuando las mismas no sustituyan, sino que concurran, con la bandera de España y las demás legal o estatutariamente instituidas", concluyó el Supremo, en una pieza judicial que ya constituye jurisprudencia.

window._seedtagq = window._seedtagq || []; window._seedtagq.push(['_setId', '5148-9561-01']); window._seedtagq.push(['iframe_mode']); (function () { var st = document.createElement('script'); st.type = 'text/javascript'; st.async = true; st.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https' : 'http') + '://config.seedtag.com/loader.js?v=' + Math.random(); var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(st, s); })(); ">