Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Quim Torra en su comparecencia pública tras ser inhabilitado / CG

Torra atribuye su inhabilitación a un “golpe urdido por el Estado” con “sed de venganza"

El expresidente, que no acepta la condena, se despide con un llamamiento a la "desobediencia civil" y a convertir las elecciones catalanas en un nuevo plebiscito

3 min

El expresidente de la Generalitat, Quim Torra, atribuye su inhabilitación a un “golpe urdido por el Estado” con “sed de venganza". No acepta la condena y afirma que seguirá luchando por la independencia.

Ha dicho que las elecciones catalanas “deben ser un nuevo plebiscito, un nuevo mandato como fue el 1 de octubre”, en referencia al referéndum. Ha lamentado no avanzar más en el camino hacia la república catalana. Torra ha comparecido en la galería gótica del Palau de la Generalitat en lo que ha sido su último acto institucional como presidente tras la ejecución de la condena por inhabilitación confirmada por el Tribunal Supremo.

"Nos quieren divididos"

"La represión nos quiere entretenidos en la diferencia y la discordia la divididos por las migajas", ha avisado en relación a la división secesionista, tras hacer un llamamiento a la desobediencia civil. Ha agradecido la labor a los funcionarios, así como las muestras de apoyo de los “compatriotas” durante "todos estos años de gobierno", a los que ha calificado como "la única esperanza para salir del pozo en que nos ha metido el Estado".

Torra ha asegurado que su cargo ha quedado rescindido "por un golpe urdido por el Estado español. Unos jueces han decidido que no puedo ser más presidente de Cataluña”, mientras “dejan que un rey corrupto huya”. La única forma de avanzar, a su juiciol, "es la ruptura democrática", tras encomendarse a las instituciones europeas

 

Torra asegura que se va satisfecho con la labor hecha ante la pandemia y ha criticado que la condena se produzca en una situación de crisis como la actual. "La sed de venganza, la represión no tiene límites, la autonomía sí". Se ha dirigido a los miembros del fue su gobierno: “Luchad las 24 horas del día". Y ha planteado las futuras elecciones catalanas como “un nuevo plebiscito, un nuevo mandato como fue el 1 de octubre”.

 

((NOTICIA EN AMPLIACIÓN))