Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra / EUROPA PRESS

Torra quiere apartar al magistrado que lo juzgará por desobediencia

El presidente de la Generalitat cree que Jesús María Barrientos es parcial por sus manifestaciones públicas contra la simbología independentista y el 'procés'

09.09.2019 10:30 h.
3 min

Quim Torra quiere apartar de su causa al juez que tendrá que juzgarle. El presidente de la Generalitat ha recusado a Jesús María Barrientos, al que acusa de parcialidad por sus manifestaciones públicas en contra del procés catalán. 

El líder del Ejecutivo a través de su abogado, Gonzalo Boye, alega una quincena de declaraciones recogidas por los medios en las que este magistrado se habría pronunciado contra los lazos amarillos y demás simbología independentista. En este sentido, la secretaría de la sala civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha recibido hoy el escrito presentado por la defensa de Torra, recusando al magistrado-presidente Jesús María Barrientos, así como a la magistrada Mercedes Armas, miembros del tribunal designado para su juicio por desobediencia a resoluciones de la Junta Electoral Central previsto para los días 25 y 26 de septiembre.

Este escrito se ha registrado "y se inicia ahora su tramitación dando traslado al resto de partes personadas, tal y como prevé la ley", explican fuentes del TSJC en un comunicado.

'Choque' con Torrent

Según explica RAC1, el choque más grave se habría producido cuando el magistrado abandonó una conferencia del presidente del Parlament, Roger Torrent, en el Colegio de Abogados de Barcelona cuando habló de "presos políticos". El abogado de Torra también habría recogido su defensa de la Junta Electoral en su decisión de retirar los lazos amarillos de las fachadas.

La recusación también tiene una razón más técnica. ¿El motivo? El presidente del TSJC ya intervino en la causa, cuando se tenía que admitir a trámite, mientras que la ley dice que el juez no puede tener conocimiento previo del litigio.

Debate de política general

La idea de recusar a los magistrado ya la había apuntado el Govern tras conocer las fechas para celebrar el juicio, los próximos 25 y 26 de septiembre. Estas fechas coinciden con el debate de política general en el Parlament, por lo que la elección de estos días no se ha hecho "con todas las garantías procesales". 

Desde el Govern ya adelantaron que el president presentaría alegaciones por la elección de las fechas y que tenía previsto recusar a los magistrados, según recoge La Vanguardia. En este sentido, avisaron que concluir la fase inicial y citar para la vista oral “de forma irregular” es motivo de nulidad de la causa.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información