Menú Buscar
Una imagen de archivo del presidente de la Generalitat Quim Torra / EFE

Torra amenaza con un nuevo 1-O "hasta el final y con todas las consecuencias"

El presidente de la Generalitat ha afirmado que el 1-O marcó un hito para volver a hacer un "acto de desobediencia civil como pocos se han hecho en la historia reciente de Europa

4 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado este domingo que el 1-O marcó un hito para un nuevo momento en el que tener la misma cadena de confianzas, el mismo espíritu no violento, apostarlo todo a la democracia y volver a hacer un "acto de desobediencia civil como pocos se han hecho en la historia reciente de Europa, esto es lo que tenemos por delante y lo hemos de hacer". "Ese 1 de octubre nos marca el objetivo para un nuevo momento, para un nuevo 1-O, donde tendremos que hacer exactamente lo mismo", ha augurado el presidente de la Generalitat, en un momento donde ciertos sectores independentistas dudan de su compromiso con la independencia.

Para ello, Torra ha llamado a la unidad del independentismo: "Nos necesitamos a todos para volver, para consolidar esta victoria, si no nada de lo que hemos hecho hasta ahora tendría sentido".  

Exaltación del 1-O

El presidente ha realizado estas declaraciones en un acto de apoyo a las personas afectadas durante el 1-O, celebrado en la Generalitat. En el mismo también ha manifestado que el 1-O "representa lo mejor que durante años" los catalanes han sido capaces de construir, y ha acusado al Estado de enviar a policías contra ciudadanos inocentes ese día.

En el acto le acompañaba el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), que ha destacado que la dignidad, la determinación e inteligencia colectiva hicieron posible votar, y que los votantes decidieron que Cataluña debe ser "un Estado independiente en forma de república".

Mención especial a los 'Jordis'

Torra ha hecho una especial mención al principio de su discurso a los miembros del anterior ejecutivo catalán en prisión y en el extranjero, a los que ha agradecido su determinación para celebrar el 1-O. Frente a su situación, les ha asegurado que el Govern "no parará" hasta que "estén libres y de vuelta a casa".

Pero, sobre todo, ha querido mencionar de forma "muy emocionada" a los líderes de la Asamblea Nacional Catalana y de Òmnimum Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, ambos en prisión, "dos personas de paz y honorables", que defendieron sus ideas hasta "sus últimas consecuencias" de forma "no violenta".

"Con la prisión de los Jordis, nos tienen prisioneros a nosotros, a nuestras ideas y a nuestra conciencia", ha subrayado.

Juicio "injusto"

Torra ha criticado de nuevo el juicio "injusto" a los líderes independentistas, basado en su opinión a una "falsedad inmensa", porque, ha dicho, "votar no es ningún delito".

"El delito es que te peguen por votar, y algún día los que dieron las órdenes serán juzgados por los tribunales internacionales", ha afirmado el presidente de la Generalitat, que redobla su tono de amenaza frente al Estado. 

Destacadas en Política