Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (i), junto al número dos del Ejecutivo autonómico, Pere Aragonès (d) / EUROPA PRESS

Torra adopta su tono más radical y carga contra ERC tras reunirse con Aragonès

El presidente de la Generalitat recuerda a los republicanos que la “ciudadanía” se ha “ganado el derecho” de votar sobre la “independencia”

4 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha retomado su faceta más radical en el discurso público que ha lanzado tras el encuentro que ha celebrado a primera hora de la mañana con el líder de ERC en el Govern, Pere Aragonès. En un apunte en redes sociales, ha lanzado el enésimo dardo contra los republicanos al asegurar que la “ciudadanía” de Cataluña se ha “ganado el derecho de votar sobre la independencia en un referéndum de autodeterminación”.

Censura de nuevo y de esta forma pública la oferta de su socio en el Ejecutivo de sumarse a la mesa de diálogo sobre las reivindicaciones políticas del independentismo catalán que ha pactado con el PSOE para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. El entorno de Torra explica que en el mismo encuentro con Aragonès ya le ha dejado claro que este ámbito “no tiene el visto bueno del Govern” y que el presidente “no lo asume como tal”.

Votación sobre la independencia

La presión que Torra y los más allegados al expresidente catalán huido, Carles Puigdemont, sobre los republicanos prosigue. Tras casi una hora sentado con el vicepresidente de la Generalitat, los mismos portavoces de Presidencia han asegurado que, para JxCat, cualquier negociación con el Estado debe “conducir” de “forma clara” hacia una referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Otras de las demandas que pone sobre la mesa es el “fin de la represión y la amnistía” para todos los independentistas catalanes que están en la cárcel por distintos casos. Desde los políticos que participaron en la organización del 1-O hasta los CDR acusados de terrorismo.

Futuro del Govern

En cuanto a una eventual convocatoria de la mesa de diálogo entre el Estado y la Generalitat, se mantiene que Torra ha advertido a Aragonès que el contenido de la misma debe estar ratificada por el Govern. “No por un partido de forma unilateral”, añaden.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, sale con el coche oficial del Palau de la Generalitat tras una hora de reunión con Quim Torra / EUROPA PRESS
El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, sale con el coche oficial del Palau de la Generalitat tras una hora de reunión con Quim Torra / EUROPA PRESS

Los dardos que reciben los republicanos a pocas horas de que se inicie el Consejo Nacional en el que se ratifique el acuerdo con el PSOE --el visto bueno que dirigentes como Joan Tardà dan por sentado--, así como la posible inhabilitación de Torra, hacen que planee en el aire un posible adelanto electoral en Cataluña.