Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Toni Soler (d), cuya productora es una de las más beneficiadas de los contratos de TV3, y Jair Domínguez (2d), en el programa 'Està Passant' / TV3

Toni Soler dice al juez que se equivocó con su gag contra los mossos en TV3

Sus colaboradores Jair Domínguez y Magí Garcia suscriben las disculpas, aduciendo que no quisieron ofender

5 min

El director del programa de TV3 Està passant, Toni Soler, ha admitido ante el juez haberse equivocado con el gag en que compararon a los mossos con perros, después de las cargas en las protestas por la condena a la cúpula del procés, y ha alegado que no querían ofender y se disculparon en antena.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, Soler ha comparecido este viernes como investigado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) junto a dos de sus colaboradores, Jair Domínguez, y Magí García, acusados de un delito contra las instituciones del Estado, en su modalidad de injurias graves a los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Admite tono inadecuado

El juez imputó a Soler y a sus dos colaboradores por emitir en su programa de humor, el 16 de octubre del pasado año, en la semana de los disturbios tras la condena a la cúpula del procés, un gag en que comparaban a los mossos con perros, aprovechando la similitud fonética en catalán entre "mossos" y "gossos" ("perros").

Según las fuentes, Soler, que solo ha respondido a su defensa, ha alegado ante el juez que en el programa siguiente a la emisión del gag, como director y responsable de todo lo que se dice en el Està passant, admitió que el tono había sido inadecuado y que su intención no era ofender, por lo que reconoció que se habían equivocado.

Burlas

En su declaración ante el juez, Soler también ha argumentado que no tenían intención de lesionar la dignidad de ningún colectivo, ya que se trata de un programa diario y de actualidad que se mueve en una línea donde a veces, ha esgrimido, es fácil que el tono pueda ser "más o menos ofensivo", según las fuentes. Cuando el tono es ofensivo, como Soler ha reconocido que ocurrió con la emisión del gag sobre los mossos, el programa admite que se ha equivocado y pide disculpas, como ha reiterado este viernes ante el juez.

Según el director, en su programa satírico incorporaron unos comentarios sobre los mossos en tono de burla, en línea con los que hace habitualmente en TV3, donde, ha asegurado ante el juez, siempre ha trabajado en plena libertad haciendo uso de la libertad de expresión e intentando limitar al máximo los perjuicios y ofensas a las personas o colectivos parodiados.

Jair Domínguez niega que quisiera ofender

En la misma línea que Soler, los colaboradores del programa Magí García y Jair Domínguez --célebre por proferir expresiones como "puta España" tanto en sus redes sociales como en programas de TV3-- han enmarcado el gag en el ámbito de la libertad de expresión, para retratar la actualidad desde un punto de vista satírico, y han alegado que en ningún momento quisieron lesionar la dignidad de ningún colectivo, y menos de los Mossos d'Esquadra, sabiendo además que trabajan para una televisión pública.

Además, han resaltado que al día siguiente de la emisión del gag Soler pidió disculpas, y que ellos también las suscriben.

Denuncia

El caso deriva de las diligencias que abrió la Fiscalía de Barcelona, a raíz de la denuncia que interpusieron los servicios jurídicos del Sindicato de Policías de Cataluña (SPC), a cargo del abogado José María Fuster-Fabra, en nombre de la Trisindical.

Dos días después de que se notificara la sentencia del procés, el programa emitió imágenes de un perro con una gorra de policía, así como con casco de antidisturbios y una lanzadora de foam, en un gag que jugaba con el equívoco suscitado por la similitud fonética entre las palabras en catalán "gossos" ("perros") y "mossos".

Entre varios insultos a los "gossos", los comentaristas del programa criticaban que, en vez de protegerte, un perro "te ladra, te muerte o aún peor, te dispara balas de foam o pelotas de goma".