Menú Buscar
Los cinco 'patinazos' de Toni Comín en imágenes / CG

Los cinco 'patinazos' de Toni Comín en política

El diputado de ERC y exconsejero de Salud entierra las opciones del expresidente catalán Carles Puigdemont con el último de sus resbalones

8 min

Los cinco patinazos de Toni Comín en política. El diputado de ERC en el Parlamento catalán, huido de la justicia en Bélgica (Bruselas), ha herido de muerte al independentismo y ha enterrado el procés al descuidar su móvil y mostrar varios mensajes de su compañero prófugo, el expresidente autonómico Carles Puigdemont, en el que éste se da por descartado para la reelección, la obsesión del secesionismo.

Su tremendo traspié es el último en una serie de meteduras de pata en política que empañaron su labor como conseller de Salud (2015-17). El último error de Comín, que ha enterrado su carrera política y podría haber acabado con la de Puigdemont, vino precedido de otros grandes cinco lapsus o gazapos que le colocaron en la diana por parte de diversos sectores.

1. "Yo soy el amo del Parc Taulí". Fue en septiembre de 2016. El entonces consejero catalán de Salud --tomó posesión en enero de aquel año-- se había obsesionado con expulsar del sistema público tres hospitales concertados: la Clínica del Vallès (Sabadell), el Hospital General de Cataluña (Sant Cugat del Vallès) y el Hospital Sagrat Cor (Barcelona).

Su plan despertó una enorme oposición, incluso entre sus socios de coalición en Junts pel Sí (JxSí), y sólo pudo completar la primera. Para más inri, en la rueda de prensa de balance de la exclusión de la Clínica del Vallès de la red Siscat de prestadores públicos, a Comín se le escapó una boutade que no pasó desapercibida.

"Yo soy el amo del Hospital Parc Taulí", soltó al comité de empresa de la Clínica cuando los representantes de la parte social le trasladaron sus dudas sobre una posible subrogación a la ciudad sanitaria. Tras ese exabrupto, el exconseller se disculpó en los micrófonos de Catalunya Ràdio.

2. "Esto lo entienden los niños de P3: Candini debe rectificar". Apenas días después de haberse declarado el "dueño" de un hospital 100% público, el exconsejero catalán de Salud se las tuvo con la diputada Montserrat Candini (PDeCAT), quien se había mostrado contraria a su plan de expulsión de hospitales o lo que su equipo llamó "desprivatizaciones".
 

comin meteduras pata mensajes politica

Comín, cuando pidió "rectificar" a Montserrat Candini (PDeCAT), pues era una cuestión "entendible hasta en P3" / CCMA

"Montserrat Candini debe rectificar sus palabras por una razón muy sencilla. No se puede apoyar al Govern y, a la vez, estar en contra. Esto lo entiende hasta un niño de P3", soltó Comín en una comparecencia pública en el Parlament.

Finalmente, Comín y Candini hicieron las paces. El plan sanitario del republicano, no obstante, no avanzaría más allá de cortar el concierto de uno de los tres hospitales que señaló.

3. "A veces, estar en un pasillo es decisión de la enfermera". Ocurrió en enero de 2017. En plena crisis médica y política por el colapso de las urgencias en Cataluña, el independentista de nuevo cuño --procede de Ciutadans pel Canvi, una plataforma próxima al PSC-- señaló a las enfermeras como causantes de la saturación en los pasillos de los hospitales.

"En ocasiones, esa permanencia en el pasillo responde a la decisión de la enfermera, que quiere tener al paciente a la vista. Más de una vez, teniendo plaza en un box de urgencias, la enfermera decide dejar a un enfermo, sin familiar acompañante, en el pasillo", aseveró en una entrevista con El Periódico.

comin cinco meteduras pata politica mensajes

Toni Comín, 'exconseller' de Salud, en la reunión de disculpas con el colectivo de enfermería / CG

Los estamentos sanitarios se lanzaron al cuello del titular de Salud. Comín tuvo que reunir de urgencia al Consejo de Colegios de Enfermería de Cataluña, al Colegio barcelonés, a la Federación de Asociaciones Profesionales de Enfermería de Cataluña y al sindicato Satse.

Esta última agrupación consideró insuficientes las disculpas que les extendió el exmiembro del Govern.

4. "Sois unos franquistas". Fue la salida de tono más llamativa y una de las últimas de Comín antes de la crisis del móvil de ayer. El aspirante a diputado de ERC aprovechó la precampaña electoral de las elecciones autonómicas del 21 de diciembre para llenar unos minutos de telediario y viralizar un mensaje suyo en Twitter.

Subió al escenario de la manifestación independentista en Bruselas (Bélgica), donde ya se encontraba huido de la justicia tras la declaración de independencia fallida del 27 de octubre, y tildó de "franquistas" a los miembros del Gobierno de España.

Vídeo de Toni Comín al Gobierno: "¡Sois unos franquistas!"

"¡Tenéis miedo de que un juez belga diga la verdad! ¡De que digan que somos perseguidos por nuestras ideas políticas! Porque sois unos franquistas!", gritó el republicano ante una masa enfervorecida en la capital comunitaria.

Sus insultos al Gobierno tenían que ver con la retirada de la euroorden de arresto por parte del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. "A nosotros no nos destituye el fascismo, sino la democracia. Y mientras estemos en el exilio, querrá decir que el fascismo sigue", valoró Comín a pleno pulmón desde la tarima.

5. "El PSC debería llamarse PUS". Sucedió durante los días previos a los comicios autonómicos del 21 de diciembre. Un Comín en campaña no midió sus palabras y cargó contra el PSC, partido en el que fue diputado durante dos legislaturas, de 2003 a 2011. Estuvo afiliado a los socialistas de 2011 a 2014.

En los últimos compases de las decisivas elecciones del 21D, no obstante, el entonces aspirante a diputado por ERC criticó a sus compañeros de partido.

Vídeo de Toni Comín: "El PSC debería llamarse PUS"

"El PSC debería renunciar a sus siglas. Y debería llamarse PUS: Partido Unionista, Sobre todo", propuso el también exconseller en un acto de campaña de los republicanos en Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

Su grosería no pasó desapercibida en las redes sociales, que criticaron su "mirada de odio" o el "poco nivel" de la campaña de los independentistas.