Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente y consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró (i), durante la presentación del proyecto AINA / GENCAT

Todas las cifras del proyecto AINA de promoción del catalán

La Generalitat destina este año tres de los 13,5 millones del programa, financiado con fondos Next Generation aún sin consignar, según explica el vicepresidente Puigneró en respuesta a Vox

5 min

La Generalitat sigue adelante con uno de sus proyectos lingüísticos estrella y este año destinará tres millones de euros a AINA, cuya finalidad es poner la inteligencia artificial al servicio del fomento del catalán. Confía el Govern en pagar esta especie de diccionario digital con fondos Next Generation que todavía no ha recibido, según explica el consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por Vox.

Tal como publicó Crónica Global, el proyecto AINA fue presentado por Puigneró en diciembre de 2021. Su finalidad es fomentar la lengua catalana mediante inteligencia artificial con fondos Next Generation.

Desglose

En base a esa información, Vox presentó una batería de preguntas parlamentarias al respecto. Puigneró confirma que, en efecto, el Govern confía en poder financiar ese proyecto con los fondos europeos para la reconstrucción postCovid, aunque “hasta el momento no hay asignación al respecto y se está ejecutando con presupuestos del Departamento de vicepresidencia y Políticas Digitales. El presupuesto total para el período 2020-2024 es de 13,5 millones de euros.

El consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, presenta el programa AINA sobre el fomento digital del catalán, financiado con fondos Covid / GENCAT
El consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, presenta el programa AINA sobre el fomento digital del catalán, financiado con fondos Covid / GENCAT

El año pasado se ejecutaron 250.000 euros dedicados a crear la primera versión del corpus del texto en catalán y la difusión en los ámbitos de la lengua y de la tecnología de los avances de AINA.

Para este año está previsto ejecutar un total de tres millones de euros destinados a desarrollar los servicios lingüísticos transversales y módulos de catalán para las principales librerías de procesamiento del lenguaje natural que servirán como base de aplicaciones con inteligencia artificial. Asimismo, en 2022 se pretende crear un vivero de datos masivos, de calidad y debidamente anotadas para poder entrenar modelos genéricos de lengua y modelos para labores específicas.

Algoritmos

El conseller explica que a lo largo de este año se generarán modelos de lengua en catalán pre-entrenados y de un entorno abierto que permite la evaluación continua de nuevos algoritmos, así como modelos de reconocimiento y síntesis de habla de calidad para el catalán que puedan ser incorporados a los asistentes de voz más comunes del mercado.

Generar motores de traducción automática entre el catalán y las principales lenguas mundiales, habilitar sistemas inteligentes para la Administración Pública y difundir los avances de AINA en los ámbitos de la lengua y de la tecnologías completan el listado de objetivos del Govern.

Barcelona Supercomputing Center

Puigneró resume el proyecto AINA, formado por profesionales del Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC), como la creación de recursos digitales y lingüísticos necesarios para facilitar el desarrollo de aplicaciones basadas en la inteligencia artificial y las tecnologías de la lengua.

La diputada de Vox y portavoz de Salut de este partido, María García Fuster, denuncia que mientras la Generalitat “despilfarra 13,5 millones de los fondos Covid a crear un diccionario digital, cada día morían 34 personas dependientes el año pasado esperando una ayuda. Pero no contentos con esto, este año 2022, con las listas de espera quirúrgicas y la de personas dependientes que aguardan una ayuda más larga de España, con la inversión en vivienda social de las más bajas de España y con una lista de espera de más de 90.000 personas, el Govern destinará tres millones a esta tomadura de pelo”.

García Fuster exige “más inversión en los ciudadanos, en la resolución de los problemas reales de los catalanes, en su salud y no en lo que se lo están gastando, que es en sectarismo y en gasto ideológico inútil que no da de comer a los catalanes”.