Menú Buscar
Antonio Baños, candidato de la CUP en el Parlament, llega ante una gran expectación en la reunión del consejo político de la formación

Toda Cataluña, pendiente de la CUP

Los miembros del Consejo Político y el Grupo de Acción Parlamentaria de la formación se reúnen desde las 10 de la mañana para decidir si facilitan la tercera legislatura de Artur Mas

Redacción
3 min

El Casal Pere Quart del barrio de Les Corts de Barcelona se ha convertido este domingo en el epicentro informativa de Cataluña. Puntuales, a las 10 de la mañana, los 68 miembros del Consejo Político y el Grupo de Acción Parlamentaria (GAP) de la CUP han iniciado la última reunión para decidir si dan un sí agónico y facilitan la tercera legislatura de Artur Mas o mantienen su rechazo a la investidura del líder de CDC, el que implementó el grueso de los recortes en Cataluña, y se convocan nuevas elecciones.

Pese a las divisiones internas, hoy no podrá haber empate. Se deberá tomar una decisión en firme, aunque las alternativas que se debaten son igualmente complejas. Las asambleas territoriales celebradas a lo largo del sábado definieron entre tres y cuatro escenarios distintos que se deberán analizar y debatir hasta bien entrada la tarde. Interior asamblea CUP

Varias rondas de diálogo

Se celebrarán varias rondas de diálogo, aunque la decisión final es la misma. Si la CUP avala la investidura, dos de sus diputados deberán votar a favor de Mas y los ocho restantes abstenerse.

Por el contrario, si rechazan de nuevo al presidente en funciones cinco representantes votarán a favor y cinco en contra en el debate de investidura. También se podrían abstener los 10 diputados. Es entonces Junts pel Sí cuándo debe mover ficha y convocar otras elecciones catalanas en marzo. El domingo 10 de enero expira el plazo legal para elegir a un nuevo presidente de la Generalitat.

Nervios y expectación

Los nervios y la expectación es tal que a los 12 del mediodía de este domingo ha terminado un ayuno que algunos miembros de la Assemblea Nacional Catalana --la ANC se ha desmarcado del acto-- realizaron durante 24 horas para reclamar el a Mas. Los protagonistas de la acción consideran que el procés se encallará si no se llega a un pacto entre Junts pel Sí y la CUP.

La cara más conocida del partido asambleario, su ex portavoz en el Parlament David Fernández, se vio obligado a explicar por Twitter porqué no había asistido a la reunión de la cúpula de la CUP. Aclaró que no es miembro ni del Consejo Político ni del GAP, ni del Secretariado de la formación, por lo que no podía estar presente en el Casal Pere Quart.

Hermetismo total

Sí que participan en el debate el predecesor de Fernández como portavoz del grupo parlamentario, Antonio Baños, y los diputados Anna Gabriel, Gabriela Serra, Benet Salellas, Eulàlia Reguant, Albert Botran y Josep Manuel Busqueta. También el concejal por Barcelona Josep Garganté además de la ex diputada Isabel Vallet, entre otras caras conocidas.

Por el momento, el hermetismo sobre la discusión es total.