Menú Buscar
Un hombre retira efectivo en un cajero de Caixabank situado en la calle Marina de Barcelona / CG

Tímida respuesta a la propuesta 'indepe' de retirada de efectivo

La ANC y Òmnium Cultural pidieron sacar dinero de los cinco grandes bancos a lo largo de esta mañana

20.10.2017 10:25 h.
3 min

La propuesta de la ANC y Òmnium Cultural de realizar esta mañana un boicot a los dos bancos catalanes (Caixabank y Banco Sabadell) que han trasladado su sede social por el riesgo de proclamación de una república catalana y el conseguiente periodo de inestabilidad e inseguridad política y jurídica ha tenido un tímido seguimiento. La campaña de las dos entidades que promueven el independentismo citaba a los catalanes a extraer efectivo de sus cuentas corrientes entre las 8 y las 9 horas. Salvo en algunos cajeros más céntricos de Barcelona, la gran mayoría de expendedores de dinero no registraban colas significativas o superiores a las de otras jornadas normales.

La campaña pedía retirar pequeñas cantidades. Los promotores recomendaban que se extrajeran 155 euros y ante la posibilidad de que no hubieran billetes de cinco euros se abogaba por retirar 160.

Un hombre se prepara para sacar dinero en un cajero del Banco Sabadell situado en la calle Casp de Barcelona / CG

Un hombre se prepara para sacar dinero en un cajero del Banco Sabadell situado en la calle Casp de Barcelona / CG

En el distrito del Eixample, la zona con mayor densidad de oficinas bancarias, la protesta ha sido irregular. En algunos cajeros sobre las 8:30 horas no había ni una sola persona. En otros, situados en las arterias más concurridas del centro de Barcelona había gente esperando su turno, que no necesariamente estaban siguiendo la reivindicación de las organizaciones independentistas.

Repercusión política

La campaña de las organizaciones independentistas ha tenido repercusiones políticas en las redes sociales. La primera que se hizo eco de la campaña fue la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas. Tildó de "irreponsables" a los precursores de la iniciativa. 

El conseller de Empresa, Santi Vila, también ha rechazado la propuesta, ha considerado que estas acciones "no son la mejor forma de hacerse oir, son un autogol y ponen en riesgo a la economía", ha comentado en su perfil oficial de Twitter. 

El tuit de Vila ha tenido respercusiones más profundas: el director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña, Agustí Colomines, le ha contestado. Tanto a él, como a la coordinadora del PDeCat, Marta Pascal --quien ha retuiteado el mensaje de Vila-- por ser críticos con el boicot. En su contestación, Colomines, les ha instado a "callar":