Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los presos del 'procés' durante el juicio en el Tribunal Supremo, que les condenó por sedición y malversación, entre otros cargos / EFE

El tercer grado a los presos del 1-O es un "trato de favor clarísimo", según un experto

El profesor de derecho penal Arturo González de León considera la medida apresurada e injustificada

3 min

"Un trato de favor clarísimo e indiscutible". El profesor de Derecho Penal y Penitenciario de la Universitat Abat Oliba CEU, Arturo González de León, se expresa con esta rotundidad acerca de la concesión del tercer grado a los líderes independentistas encarcelados por el 1-O.

Así se ha pronunciado el experto después de que las juntas de tratamiento de las cárceles de Lledoners, Puig de les Basses y la de Mujeres de Barcelona hayan propuesto el tercer grado penitenciario para los nueve condenados por malversación y sedición, al revisar los primeros seis meses de aplicación del segundo grado.

Sin arrepentimiento

Según el experto, la administración penitenciaria catalana, en general, es mucho "más cautelosa y restrictiva" a la hora de progresar a tercer grado, suele dejar pasar más tiempo de condena y, sobre todo, exige en todos los casos que haya un reconocimiento de la culpa y un arrepentimiento explícitos.

Sobre este último punto, ha abundado que en ningún caso se deja pasar a la hora de acceder al grado de semilibertad, y se trata de un proceso largo: "Esto claramente no se lo están exigiendo a los nueve presos" condenados por el 1-O, ha puntualizado.

Una medida apresurada

En este sentido, ha considerado: "Si los nueve sujetos, en lugar de tener la actitud que tienen ahora, tuvieran una de aceptar que se equivocaron, que no era el camino, ni la vía adecuada, si su actitud fuera esta, yo no me opondría" a que pudieran obtener el tercer grado.

Sobre qué hará el Tribunal Supremo si debe dirimir sobre la concesión del tercer grado, el profesor ha vaticinado que es posible que no lo tumbe porque siempre ha sido "cuidadoso y moderado", y ha tenido en cuenta que ya hizo una declaración de intenciones al no fijar un tiempo mínimo de condena a cumplir para acceder a este grado, como pedía Fiscalía.

Permisos de salida fraudulentos

González de León también ha criticado la aplicación hasta ahora del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, por el que los líderes soberanistas han podido salir durante la semana para trabajar o hacer voluntariado.

El experto lo considera un "fraude de ley", ya que en su opinión ha servido a la administración penitenciaria para otorgar un tercer grado encubierto.