Menú Buscar
La última manifestación convocada por la Taula per la Democràcia en la que coincidieron sindicatos y organizaciones independentistas fue la marcha en defensa de los derechos y libertades de Catalunya del pasado 21 de octubre / EFE

Tensión entre sindicatos e independentistas

CCOO y UGT de Cataluña intentan evitar que ANC y Òmnium Cultural les arrastren en la Taula per la Democràcia tras la convocatoria del 21D

5 min

La convocatoria de las elecciones del 21D y la decisión de los partidos mayoritarios catalanes de concurrir a los comicios, incluso los partidos que conforman JxSí, ha derivado en una escalada de tensión entre los sindicatos más representativos en Cataluña y las entidades independentistas. Es en la llamada Taula per la Democràcia donde se ha escenificado la divergencia de opiniones entre UGT y CCOO de Cataluña y ANC y Òmnium Cultural.

Este espacio de diálogo transversal que se creó tras los registros de la Guardia Civil en la conselleria de Economía que terminó con la detención de varios altos cargos del Govern destituido ahora trabaja para consensuar un manifiesto para rechazar la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Por ahora, no se ha conseguido.

Manifiesto de rechazo al 155

De hecho, más que acordar el texto en sí lo que se intenta es actualizar las conclusiones que se pactaron el pasado jueves. Las sucesiones de hechos en Cataluña las han desfasado y no se da con la fórmula ideal para contentar a todas las voces. Las entidades más representativas del independentismo catalán intentan arrastrar a los portavoces de los trabajadores a un acto en el que se escenifique la oposición a la aplicación del 155 que vaya más allá de un simple texto.

Se apuesta por una manifestación este fin de semana, aunque los miembros de la mesa aseguran que nunca se ha debatido la propuesta en ninguno de los encuentros que han tenido lugar hasta la fecha. Las dos patronales que están presentes en este ámbito, Pimec y la díscola de Foment del Treball, Cecot, tampoco ven con buenos ojos esta medida.

Ni 155 ni DUI

Además, se debe tener en cuenta que tanto la posición de CCOO como la de UGT es rechazar el 155 en la misma medida que la declaración unilateral de independencia (DUI). Ambos sindicatos indican que la solución del conflicto político catalán pasará por una negociación política que lleve a un pacto, no por lo judicial. Así lo han asegurado tanto Javier Pacheco como Camil Ros, los dos secretarios generales.

Los independentistas han obviado que tampoco se apoya la vía unilateral, lamentan desde las organizaciones cuando se les ha puesto en el foco del debate. Reciben presiones incluso del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. En su declaración en Bruselas manifestó su apoyo a los “sindicatos y a todas las personas” que estarían dispuestas a hacer “lo posible” para “evitar que el 155 se lleve a la práctica y desmonte el sistema institucional catalán”.

De perfil en la precampaña electoral

UGT y CCOO se intentan poner de perfil en un entorno que consideran que es de precampaña electoral. Los mismos interlocutores recuerdan que el papel de los sindicatos es el de representar los intereses de los trabajadores y que se mantienen al margen del debate político más allá de sus implicaciones laborales.

Insisten en que son organizaciones transversales con sectores de todos los perfiles, independentistas y no independentistas, y que no pueden influir en las decisiones de voto individual de sus miembros. Por lo que ahora se resistirán a que se instrumentalice en ningún sentido su actuación.

Continuidad de la Taula per la Democràcia

Esta posición pone en un brete la continuidad de la Taula de la Democràcia. Es el ámbito ideal para intentar politizar organizaciones de carácter social y eso ha incomodado a los miembros con mayor representatividad. Si se prosigue en el avance hacia las elecciones anticipadas se advierte de que poco tendrán que expresar, aunque la volatilidad de la política catalana condiciona esta evolución. Nadie hace previsiones firmes.