Menú Buscar
Imagen del barrio de Gràcia de la ciudad de Barcelona / WIKIMEDIA COMMONS

Estos son los imprescindibles del barrio de Gràcia, en Barcelona

El distrito barcelonés, famoso por su gran identidad y esencia, cuenta con alguno de los lugares más singulares e importantes de toda la ciudad

María Díaz
25.09.2019 18:15 h.
6 min

El barrio de Gràcia es uno de los diez que completan el mapa de la ciudad de Barcelona. Barcelona es Gràcia pero, ¿Gràcia es Barcelona? Sí y no. Sí, porque desde finales del siglo XIX la llamada Villa de Gràcia dejó su condición de villa para adquirir la de distrito de Barcelona; y no, porque Gracia tiene una identidad propia, una esencia que emana de ella misma y que la mantiene al margen del resto de la ciudad.

Un carácter marcado por sus calles estrechas, sus plazas y los vecinos que las llenan. Un distrito en el que los pequeños comercios llenan su espacio de creatividad y en el que los teatros, los centros culturales y los cines importan tanto como las terrazas de los bares que asaltan la calle para marcar el latido de un barrio vivo.

Singularidad diversa

Una pieza sin la que el puzzle perdería todo su valor. Porque Barcelona es Gràcia y Gràcia también es Barcelona. Una singularidad marcada por la diversidad que hace que, para aproximarse a ambas, sea fundamental conocer los que son los imprescindibles del barrio de Gràcia en pleno corazón de la Ciudad Condal.

Fiesta en el barrio de Gràcia de Barcelona / WIKIMEDIA COMMONS

 

Fiesta en el barrio de Gràcia de Barcelona / WIKIMEDIA COMMONS

Como el Jardín del Silencio, un centro cívico al aire libre. Un espacio que han conquistado los vecinos del barrio de Gràcia mediante su lucha organizada. El que ahora se conoce como el Jardín del Silencio fue en su día un convento, una casa eclesiástica que fue vendida a una inmobiliaria que trazó los planos para construir un aparcamiento vertical de seis plantas.

Fuerza vecinal

Unos planes que se vieron truncados por la iniciativa vecinal que logró que el Ayuntamiento de Barcelona comprara los terrenos para que fuesen los barceloneses quienes disfrutasen de ese espacio y no sus coches. Según la entidad municipal Barcelona + Sostenible, el Jardín del Silencio tiene la misión de “divulgar y estudiar las formas de vivir respetuosas con la naturaleza, a la vez que potencia el bienestar de las personas, la armonía y colaboración entre los vecinos”.

Una ruta por los imprescindibles de Gràcia que va de la naturaleza a la arquitectura, en concreto, a la Casa Vicens, obra de Antoni Gaudí. Esta vivienda fue el primer encargo que recibió el maestro del Modernismo. Un proyecto con el que pudo hacer realidad los bocetos de sus cuadernos de trabajo y que se transformaron en una vivienda privada que mezcla tres estilos: japonés, indio y mudéjar.

Arte y cultura

El barrio de Gràcia acoge así la que puede definirse como la antesala de toda la obra arquitectónica de Gaudí. La Casa Vicens, abierta al público con un programa de exposiciones y actividades propio, está considerada como uno de los primeros edificios que inauguran el Modernismo en Cataluña y en Europa.

Casa Vicens uno de los imprescindibles del barrio de Gràcia de Barcelona / WIKIMEDIA COMMONS

 

Casa Vicens uno de los imprescindibles del barrio de Gràcia de Barcelona / WIKIMEDIA COMMONS

La Casa Vicens podría tomarse como el regalo que Gaudí dejó para la posteridad en Gràcia y como el mejor ejemplo de la importancia que tienen la cultura y el arte en este barrio barcelonés. Algo que se hace notar en el repaso por los imprescindibles de Gràcia en el corazón de Barcelona que tiene como siguiente parada Tuuulibrería.

Libros

Una tienda que, como tal, solo posee el concepto. Quienes entran en ella lo hacen buscando, mínimo, un libro y pagan por él. Pero ahí se acaban las similitudes entre una tienda convencional y Tuuulibería. En esta librería el cliente decide la cantidad que paga por la mercancía que se lleva.

Es la manera que tiene la asociación sin ánimo de lucro del mismo nombre de recaudar fondos para subvencionar proyectos orientados a hacer llegar los libros a todas las personas y a divulgar la lectura. Una muestra que sintetiza a la perfección el poder colaborativo de un distrito muy activo socialmente.

De cine

Y en ese repaso por la promoción de la cultura, no podían faltar los Cines Verdi, uno de los clásicos e imprescindibles de Gràcia. Una sala de cine tradicional de esas que no han sucumbido por completo al imperativo comercial y que continúan respetando las versiones originales, el cine de autor y los contenidos inéditos. 

Junto a los títulos originales que llenan su cartelera, y que están pensados para todos los públicos, también tienen su espacio películas pensadas para un público más masivo. Es lo que tiene el barrio de Gràcia, que atiende a los gustos de todos y a la singularidad más diversa de Barcelona.