Menú Buscar
Antoni Fernández Teixidó (Lliures) dando la mano a Manuel Valls / FOTOMONTAJE DE CG

Teixidó quiere volver a Lliures y la militancia no le deja

Carta abierta al fundador del partido catalanista, al que reprochan su plante en vísperas de las elecciones municipales: "Tu tiempo ha pasado, podrías ser un buen presidente honorario", afirman

4 min

Corren malos tiempos para el nuevo catalanismo. A las divergencias internas de Lliga Democràtica, se suma ahora Lliures, una de las formaciones implicadas en ese partido que acaba de constituirse. Un grupo de militantes ha publicado una carta abierta en la que critican duramente el deseo de Antoni Fernández Teixidó de volver al partido. El exdirigente de CDC abandonó la formación que él mismo impulsó al considerar que Lliures no tenía la suficiente representación en la plataforma con la que Manuel Valls se presentó en las elecciones municipales.

La misiva está firmada por Martí Virgili, quien asegura a Crónica Global que representa a numerosos militantes de Lliures. Le reprochan que dimitiera "en las puertas de una campaña electoral municipal. ¿Tu sabes el daño que hiciste a los que se pateaban los pueblos para montar candidaturas?. Creo que una dirección, cuando pone en manos de una Asamblea una decisión, lo que tiene que hacer es aplicarla con todas las consecuencias y más si es con el 65% de los votos. La campaña anti-Valls surgida por miembros de la propia Ejecutiva ha sido nefasta, porqie si alguien tiene un poco de ética y no está de acuerdo con lo que se votó en la Asamblea, se va, que es lo que hiciste tu, pero tenías que haber esperado al final de la campaña".

"Hay un mandato de los militantes de apoyar la candidatura de Valls"

"Tengo entendido --añade-- que has pedido que cuenten contigo para volver a la Ejecutiva, no se quien lo hará porque solo lo puede proponer el presidente y no tenemos, pero resulta que después de su dimisión no tiene ningún sentido su propia existencia. Hay un mandato de los militantes de apoyar la candidatura de Valls, mientras no tenemos dirección, por tanto dejémonos de maniobras, nombremos un Comité de Garantías únicame nte para convocar un Congreso y dejaos de poner palos a las ruedas, aceptad el resultado democrático de la Asamblea mientras ni haya ningún otro pronunciamiento".

"Mientras todo se mueve, nosotros mirándonos el ombligo. Por favor, si quieres volver a ser presidente lo haces en un Congreso, aunque yo pienso sinceramente que tu tiempo al frente de Lliures ya ha pasado. Podrías ser un buen presidente honorario.

La crisis en Lliures se produce en plena pugna entre Manuel Valls y Eva Parera, impulsores de Lliga Democràtica, contrarios al referéndum pactado que proponen el sector más catalanista liderado por Josep Ramon Bosch y Astrid Barrio, que incluye a Lliures y aspira a captar el antiguo voto de Convergència.