Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alumnos de un curso de especialización de FP / EP

Los docentes técnicos de FP sin título podrán opositar a funcionarios de primera escala

La medida tendrá carácter temporal, hasta 2023, aunque ahora preocupan las convocatorias abiertas sin que se haya aprobado la nueva normativa

Carlos López Aguirre
3 min

La nueva ley educativa, la LOMLOE (también conocida como ley Celaá), propone hacer realidad una reivindicación histórica de los sindicatos: que los profesores técnicos de Formación Profesional (FP), clasificados por la administración como funcionarios A2, se integren al cuerpo de profesores de secundaria, considerados A1.

Sin embargo, uno de los principales escollos para conseguirlo es que, para integrarse a este grupo, según la normativa vigente, es necesaria una titulación universitaria. Situación que impediría a muchos docentes acceder a la máxima clasificación. No obstante, la titulación es uno de los factores por el que la escala salarial es mayor en este subgrupo de funcionarios.

Cuestión de tiempos

Cabe destacar que la propuesta está limitada a los próximos tres años, en concreto hasta 2023. No obstante, en estos momentos lo que más preocupa es que varias comunidades autónomas han aprobado ofertas públicas de empleo para docente técnico de FP y la nueva norma educativa no detalla cómo será esta transición.

La idea es que quede plasmada en la nueva ley de FP, la cual todavía está pendiente de aprobación. Para el responsable de Formación Profesional de la Federación de Educación de CCOO de Cataluña, Rodrigo Plaza, las vacantes se deben convocar, ya que hace falta profesorado, pero al mismo tiempo debe realizarse una negociación a nivel nacional y autonómico que garantice el acceso a las mismas a todos aquellos que las hayan conseguido.

Todos preparados

Para Plaza la propuesta de la nueva ley educativa es justa, ya que el profesorado de FP está plenamente preparado, pues son docentes que tienen una gran aptitud para transmitir conocimientos técnicos. “Todos cuentan con una gran capacitación pedagógica, además de ser expertos en sus diferentes oficios”, explica.

En este sentido, añade, que los conocimientos sobre diversas actividades prácticas que se imparten la FP, “como por ejemplo cocina, automoción o soldadura, no se imparten en las universidades”.

Sobre la marcha

Otro de los temas pendientes y que el Gobierno quiere solucionar es el de los profesores técnicos de FP que actualmente se encuentran en el subgrupo A2 y que en estos momentos la normativa no permite que se integren en el A1. Se estudian diferentes fórmulas para lograrlo.

Para Plaza, es fundamental sacar adelante las normativas para garantizar los derechos de los docentes y evitar una carencia de personal. “Aquí no sobra nadie, siempre falta profesorado”, concluye.

Destacadas en Política