Menú Buscar
Manifestación antinacionalista convocada en Barcelona por Tabarnia / EFE

Tabarnia: miles de personas hacen ‘botifarra’ al ‘procés’

La manifestación, una crítica satírica del movimiento independentista, ha concentrado a 15.000 personas según la Guardia Urbana

5 min

La Plataforma por Tabarnia ha celebrado este domingo su primera gran movilización en Barcelona. Un encuentro que ha congregado a miles de personas en el centro de la capital catalana y que ha concluido, literalmente, con una botifarra (un corte de mangas) al procés. Muestra de la sátira que se persigue con esta movilización social, una respuesta al independentismo. “¡Se ha acabado la broma!”, rezaba la convocatoria oficial.

Según la Guardia Urbana, la manifestación ha congregado a 15.000 personas. El inicio de la convocatoria escogido estaba cargado de simbolismo: la estatua de Rafael Casanova, héroe del 11 de septiembre y uno de los iconos del catalanismo.

Reivindicación de Rafael Casanova

El portavoz de Tabarnia, Jaume Vives, ha explicado que "Rafael [Casanova] nos pertenece". Ha defendido que el hecho de que el soberanismo se referencie en su figura como "la gran demostración de cómo han falseado la historia".

Señala que "Casanova era un patriota español por mucho que lo quiera pervertir el nacionalismo catalán". Reivindicación que también ha hecho uno de sus presuntos descendientes frente a su estatua, bajo la que tradicionalmente se depositan flores en el 11 de septiembre, diada nacional de Cataluña.

Manifestación pacífica

El acto se ha repetido este domingo por parte de las organizaciones sociales que dan apoyo al movimiento tabarnés, nombre que une Tarragona y Barcelona. Dos provincias donde en las pasadas elecciones catalanas ganó Ciudadanos en lugar de las formaciones independentistas.

Manifestantes con una careta del 'presidente en el exilio' de Tabarnia, Albert Boadella / TABARNIA

Manifestantes con una careta del 'presidente en el exilio' de Tabarnia, Albert Boadella / TABARNIA

Tras la ofrenda floral al monumento, la manifestación ha transcurrido de forma pacífica hasta la plaza Sant Jaume, donde se encuentran los edificios de la Generalitat y el Ayuntamiento. En el transcurso de la misma se han podido escuchar múltiples cánticos a favor de la unidad de España y se ha aclamado “Boadella President”. El autoproclamado presidente en el exilio de este movimiento satírico ha sido el gran ausente en la concentración.

Sarcasmo e ironía

El acto de protesta ha estado marcado por el sarcasmo y la ironía. Se ha tratado de ridiculizar elementos simbólicos del independentismo. Los asistentes gritaban “libertad”, "fuera las fuerzas de ocupación" o "las calles serán siempre nuestras". Asimismo, el portavoz de Tabarnia, Jaume Vives, ha titubeado con gritar a través del micrófono “i-inde-independencia”, pero rápidamente ha manifestado que se trataba de una broma.

La mayoría de los manifestantes llevaban banderas españolas y algunas de Tabarnia, y se podía apreciar una gran mezcla intergeneracional entre los asistentes. Borja, un estudiante de derecho, asegura que ha acudido a la convocatoria que se hacía en redes sociales. Opina que, a pesar de tener un componente cómico e irónico, ve un posible recorrido al movimiento de Tabarnia como defensor de las opciones constitucionalista junto a Societat Civil Catalana.

Desmarque de formaciones políticas

Los convocantes se han desmarcado de los partidos políticos. El presidente de la Plataforma, Miquel Martínez, ha remarcado que Tabarnia "no será nunca una formación política" . Remarca que nadie les ha apoyado porque no lo necesita, aunque sí ha aclarado que ellos apoyan a los partidos constitucionalistas.

Aun así, entre los asistentes habían políticos que han asistido a título individual. Como Boris Valls, miembro de las Nuevas Generaciones del PP que ha destacado que “es importante que apoyemos todas aquellas manifestaciones que apuesten por la unidad”.

Movimiento con ‘ironía y sarcasmo’

O Alberto Fernández Díaz, portavoz popular en el Ayuntamiento de Barcelona. "Tabarnia es una broma muy seria del esperpento independentista, en el que el espejo de Maléfica es el procés", ha aseverado en declaraciones ante los medios.

Aplaude un movimiento que tira de la "ironía y sarcasmo" para hacer una dura crítica política. Igual que los miles de personas que han seguido la marcha por el centro de la ciudad.