Menú Buscar
Susana Díaz en la inauguración de la feria Aerospace esta mañana en Sevilla.

Susana Díaz niega que haya una rebelión interna en el PSOE

La presidenta andaluza sale al paso del malestar generado en las filas socialistas por la propuesta de Podemos de hacer listas conjuntas para el Senado

Redacción
3 min

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha negado que existan "rebeliones" en el PSOE tras el ofrecimiento de Podemos para ir juntos al Senado y la intención del presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y de los de otros territorios, de aceptar, pese al rechazo de la dirección federal del partido.

La dirigente andaluza se ha mostrado convencida de que todos los dirigentes socialistas "harán lo mejor para el país".

Diálogo, no rebelión

"No hay rebeliones, siempre diálogo entre los compañeros", ha dicho Díaz en declaraciones a la Cadena Ser, para añadir que "el debate nunca es división".

Como muestra de ello, ha expuesto que "nunca hubo más debate que en la época de Alfonso Guerra y Felipe González" y "fueron 14 años ganando elecciones y gobernando".

Hacer lo mejor

Díaz se ha mostrado convencida de que Pedro Sánchez y Ximo Puig, al igual que Lambán, Emiliano Fernández Page o Guillermo Fernández Vara harán lo mejor para este país. En cualquier caso, ha dicho no tener información sobre los posibles acuerdos en la Comunidad Valenciana y ha evitado profundizar en ese tema argumentando que se da "muy mala imagen cuando hablamos de lo que no sabemos o no entendemos".

Al hilo de ello, ha aludido a la habitual negativa del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, a responder a determinados temas aseverando que no los conoce y ha dicho que entre ambos "hay una diferencia": "Yo me arrimo al toro y ese otro político un poco indolente incluso deja que pase el toro cuando le toca torearlo".

El acoso

Mientras tanto, el Partido Popular intenta aprovechar la incertidumbre creada por la propuesta de Podemos para descalificar al PSOE. Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, dice que lo que ocurre es una muestra de la "descomposición" del partido socialista.

Y de forma simultánea, José Manuel Barreiro, portavoz popular en el Senado, ha manifestado que lo que sucede desde su punto de vista es que el PSOE es víctima de sus políticas, con las que habría permitido que "Podemos se coma a IU y ahora quiera comerse de segundo plato al PSOE".