Menú Buscar
Fachada de la sede del Tribunal Supremo / EUROPA PRESS

El Supremo ultima la sentencia del 'procés': más cerca de la sedición que de la rebelión

Los magistrados están reunidos este lunes deliberando sobre las condenas y, aunque todo está abierto, Marchena quiere que no haya "fisuras" entre magistrados y que el fallo sea por unanimidad

07.10.2019 14:22 h.
3 min

El tribunal que juzga el procés independentista en el Tribunal Supremo lleva días reunido para tratar de lograr la unanimidad entre los magistrados en el fallo a los líderes independentistas. Este lunes, a la espera de que la sentencia se anuncie a lo largo de la semana --o como muy tarde el próximo lunes 14-- se han intensificado "las deliberaciones", explican fuentes del Supremo. Estas deliberaciones versan, sobre todo, en el tipo de condena y penas que se imponen, que se esperan que sean muy dispares entre los doce procesados

Todo está abierto y el tribunal no quiere que se filtre nada a la prensa. El secretismo es máximo. Y la cautela se impone a las especulaciones. De momento, todo indica que la sentencia puede estar más cerca del delito de sedición que el de rebelión. Y algunas de las defensas, como el abogado Francesc Homs, ya ha anunciado que tiene preperado el recurso ante el Tribunal Constitucional.

Justicia europea

La vista en la causa de Oriol Junqueras ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) respecto a si goza o no de inmunidad como representante electo en el Parlamento Europeo del próximo lunes también marca el ritmo del Supremo. Según adelantó este domingo TV3, el juez Manuel Marchena ya tendría redactado el esbozo del fallo judicial, y solo queda las deliberaciones entre magistrados.

Marchena quiere que las condenas estén anunciadas antes de que instancias judiciales europeas resuelvan los distintos contenciosos que los líderes independentistas han elevado a Estrasburgo. Por el momento, en las tres ocasiones que la justicia europea se ha pronunciado respecto a aspectos del procés, como fue la disolución de la Sindicatura Electoral o la demanda de Forcadell por la anulación del pleno en el Parlament de octubre de 2017 ha dado la razón al Estado. En estos casos, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Sin fisuras

Pero ahora el interés está en el tribunal de la sala segunda de lo penal del Tribunal Supremo. A las puertas de unas elecciones generales y con el anuncio por parte de las entidades independentistas, ANC y Òmnium Cultural, de llevar a las calles la respuesta a la sentencia, Marchena no quiere que haya "fisuras" entre magistrados, explican fuentes judiciales.

Quieren que la sentencia cuente con la unanimidad de todos los jueces en un juicio en el que en el horizonte siempre ha estado la justicia europea.