Menú Buscar
La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, llegando al Tribunal Supremo el jueves / EFE

El Supremo suspende una semana la declaración de la Mesa del Parlament

El Alto Tribunal cita de nuevo a los seis imputados, con la expresidenta Carme Forcadell al frente, el próximo jueves 9 de noviembre

4 min

El Tribunal Supremo ha suspendido una semana las declaraciones de los seis miembros de la Mesa del Parlamento catalán, imputados por delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos. El juez de la sala penal del Alto Tribunal, Pablo Llarena, ha aceptado las peticiones de los letrados de los exelectos y ha retrasado la vista al jueves, 9 de noviembre.

Loa abogados de la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, los exvicepresidentes Lluís Corominas y Lluís Guinó y los antiguos secretarios Anna Simó (primera), Ramon Barrufet (cuarto) y Joan Josep Nuet (tercero), han entrado un escrito en el que argumentaban que necesitaban más tiempo para preparar la defensa legal de sus representados.

El magistrado ha estimado la petición y ha aplazado la vista una semana. La celebración de la misma se someterá al calendario judicial estatal y no contemplará las festividades locales, pues el próximo jueves, 9 de noviembre, es el Día de la Almudena en la Comunidad de Madrid. La mayoría de edificios administrativos estarán cerrados en esa fecha. 

El juez instructor ha confirmado que ese día la sede del Supremo abrirá. Forcadell, Corominas, Guinó, Simó, Barrufet y Nuet darán cuenta de su actuación en la cámara catalana, supuestamente, en favor de la corta declaración de independencia unilateral del pasado 27 de octubre.

Admisión por unanimidad

Cabe recordar que los seis investigados, la nueva nomenclatura de imputados tras la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, vieron como la sala de admisión del Supremo admitía a trámite por unanimidad la querella de la Fiscalía General del Estado el martes.

El Alto Tribunal, con el juez Manuel Marchena como ponente del auto, se declaró competente para instruir la causa contra los cinco miembros de la Diputación Permanente del hemiciclo catalán, ya disuelto, y contra Nuet, de Catalunya Sí Que Es Pot, también investigado al considerar que su actuación está vinculada a la del resto. 

Los seis están acusados de tres delitos: rebelión, sedición y malversación de caudales públicos.

Proceso paralelo

Cabe recordar que el proceso en los tribunales contra la Mesa del Parlament es paralelo a la querella contra el expresidente catalán, Carles Puigdemont, y el resto de los exmiembros del Govern por los mismos tipos penales, que se dirime en la Audiencia Nacional.

La juez Carmen Lamela admitió también a trámite el escrito de acusación del ministerio público al considerar que existen indicios de que el Ejecutivo autonómico disuelto "urdió una estrategia perfectamente organizada" para llevar a cabo el proceso independentista.

Nueve de los 14 miembros del Consell Executiu despuesto han acudido el jueves a declarar ante el tribunal especial. Puigdemont, Toni Comín (Salud), Meritxell Serret (Agricultura), Clara Ponsatí (Enseñanza) y Lluís Puig (Cultura) no se han presentado, por lo que la Fiscalía ha pedido al juez emitir una Orden Europea de Detención y Arresto (OEDE).