Menú Buscar
La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, a su llegada el jueves a la Audiencia Nacional / EFE

El Tribunal Supremo trata de hacerse cargo de todo el sumario del 1-O

El alto tribunal pretende que la causa quede unida bajo un mismo hilo conductor porque los imputados cooperaron para alcanzar el mismo objetivo

4 min

Todos los caminos conducen al Tribunal Supremo (TS). El juez Pablo Llarena, instructor de la causa abierta contra la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y el resto de miembros de la Mesa, se prepara para reclamar a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela el procedimiento abierto allí por los mismos delitos contra Carles Puigdemont y el Govern cesado.

Como informa El Confidencial, Llarena quiere atraer bajo su competencia el sumario completo, en el que también se acusa de sedición a los Jordis y al depuesto mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero. La idea es pedir a la titular del Central 3 de la Audiencia Nacional que se inhiba la causa a favor del alto tribunal.

El instructor tiene fundados motivos para defender que la investigación debe llevarla el TS. De esta forma la causa quedaría unida bajo un mismo hilo conductor.

Cooperación 

Según defiende la Fiscalía en sus querellas, en el plan participaron todos a distintos niveles. Desde los Jordis hasta Puigdemont cooperaron para alcanzar el objetivo último de la independencia de Cataluña. La actuación de estos y la de Forcadell resultas indivisibles.

Por ello, dividir el procedimiento podría producir un daño irreparable a la investigación, considera el juez, que ve una evidente conexidad entre los hechos. 

El alto tribunal, encargado de los imputados que aún conservan el fuero y con capacidad para atraer el resto de investigaciones, quiere de este modo dar coherencia al sumario y evitar duplicidades en el enjuiciamiento y disparidad de opiniones. Fuentes jurídicas ven que esta unión sería lo mejor para la causa y precisan que es impensable que se juzgue a los acusados en un futuro en tribunales diferentes

Aviso de Lamela

La propia Lamela ya avanzaba esa actuación conjunta en el auto en el que envió a prisión incondicional este jueves al exvicepresidente Oriol Junqueras y siete exconsellers. Daba en él especial importancia al papel que todos los querellados protagonizaron desde sus cargos públicos, sin los cuales el proceso independentista no hubiera podido impulsarse.

El documento en que se basa buena parte de la instrucción, Enfocats, incautado a Josep Maria Jové en la operación Anubis, muestra esta estrategia conjunta para alcanzar la independencia por vías ilegales, en un plazo de 18 meses.

Argumentos de las defensas 

Las dudas sobre la competencia de la Audiencia Nacional para instruir delitos de sedición y rebelión han sido una constante desde el inicio. Las defensas la han puesto en duda en los recursos presentados por Sànchez y Cuixart. También Junqueras y los miembros del Govern cesado la han cuestionado. En sus últimos escritos ante la Audiencia Nacional contra su encarcelamiento, los imputados destacan que en la actualidad hay varios tribunales distintos que investigan hechos similares, lo que provoca un "escenario desolador".

Incluso un magistrado de la Audiencia Nacional cuestiona su competencia. El juez José Ricardo de Prada, miembro de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, ha anunciado un voto particular contra el criterio mayoritario de sus cuatro compañeros de rechazar en apelación el excarcelamiento de los Jordis. Uno de los puntales de su discrepancia es precisamente la duda razonable sobre la competencia.