Menú Buscar
Manuel Marchena (c), magistrado del Tribunal Supremo que encabeza el jurado del 'procés' / EFE

El Supremo estudia retrasar el juicio del 'procés' al 12 de febrero

El volumen de documentación aportado por las defensas de los acusados y la "ingente" cantidad de pruebas solicitadas han propiciado que el auto de admisión a prueba no se haya cerrado todavía

31.01.2019 16:07 h.
4 min

Los líderes independentistas tendrán que esperar un poco más de tiempo en prisión preventiva antes de que se presenten ante los magistrados. Fuentes jurídicas han dado a conocer que el Tribunal Supremo se plantea de forma consistente retrasar el inicio del juicio por la organización del referéndum del 1-O. La principal causa sería la gran cantidad de documentos solicitados y los aportados por los abogados defensores, que han alargado los procedimientos previos.

El Alto Tribunal que juzgará la causa del procés estudia iniciar el juicio el 12 de febrero, es decir, una semana más tarde de la fecha que se barajó en primera instancia. El Tribunal, compuesto por siete magistrados, se encuentra todavía perfilando el auto de admisión a prueba, que está llevando más tiempo del esperado debido al volumen de los escritos de las defensas y a la "ingente" cantidad de prueba solicitada.

Cerca de 2.000 folios

Según se ha podido saber, las defensas de la docena líderes independentistas que se encuentran esperando a ser juzgados han presentado varios escritos que suman más de 1.800 folios. A estos habría que sumar los más de 300 que pertenecen a las acusaciones. Hasta que el auto de admisión a prueba no sea notificado a las partes, no se podrá fijar la fecha del juicio.

A pesar de que todas las posibilidades sobre la fecha están abiertas, el Supremo no descarta que este proceso se demore más allá de la semana que viene, por lo que baraja una nueva fecha más lejana para el inicio del proceso judicial. Además, la defensa del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras así como la del líder de Omnium, Jordi Cuixart, han advertido por escrito al alto tribunal de que se vulneraría su derecho si se señalara de forma inminente el juicio.

Traslado de los presos

Manuel Marchena, el presidente del tribunal que juzgará los sucesos de octubre de 2017, informó el pasado 23 de enero al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de que el Supremo tenía previsto comenzar el juicio "en fechas próximas" al 5 de febrero. Más tarde lo destacó una segunda vez con el objetivo de que se pusieran en marcha los trámites para el traslado a Madrid de los nueve acusados. Hasta ese momento, el traslado de los presos se produciría previsiblemente durante la mañana de mañana viernes. Sin embargo, con este contratiempo, la fecha también podría variar. 

Marchena detalló en una de sus comunicaciones a Interior que, si se produjera algún tipo de retraso en las diligencias del juicio, el titular de esta cartera ministerial será advertido de forma oportuna para asegurar que los presos fueran trasladados a Madrid con la antelación necesaria.

Traslado con 'escala'

En una primera fase, los Mossos conducirán a los presos desde las cárceles en las que se encuentran --Lledoners (Barcelona), El Catllar (Tarragona) y Puig de les Basses (Girona)-- hasta Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), centro de enlace entre los Servicios Penitenciarios de la Generalitat e Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior. 

Posteriormente, serán conducidos por la Guardia Civil a las cárceles madrileñas de Soto del Real, en el caso de los hombres, y de Alcalá de Henares, en el de las mujeres, prisiones en las que está previsto que permanezcan mientras dure el juicio.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información