Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carme Forcadell, expresidenta del Parlamento catalán / EUROPA PRESS

El Supremo retira el permiso de salida de Forcadell para cuidar a su madre y hacer voluntariado

El tribunal constata la falta de relación entre el delito de la expresidenta del Parlament y el programa para su supuesta reinserción en la sociedad

5 min

El Tribunal Supremo ha revocado la medida de flexibilización penal sobre Carme Forcadell que le permite salir de la cárcel para cuidar a su madre y realizar tareas de voluntariado. El tribunal se basa para ello en la falta de relación entre el delito de la expresidenta del Parlament y el programa para su supuesta reinserción en la sociedad.

La decisión de los magistrados de esta institución judicial acepta, con este veredicto, el recurso de la fiscalía contra la aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario en el caso de Forcadell. El ministerio público consideró que la propuesta de la junta de tratamiento de la cárcel en la que cumplía condena (Mas d'Enric) era una aproximación a la semilibertad de la reclusa, ya que hacía posible "el paso de la penada a un régimen abierto" del que no disfrutaba entonces. Forcadell y los demás condenados por el procés consiguieron el tercer grado penitenciario hace escasamente una semana.

La resolución llega tarde

El auto de la sala de lo penal del Supremo es, en realidad, inefectiva ya que Forcadell cuenta actualmente con la semilibertad que le permite abandonar la prisión de Wad-Ras --donde se encuentra desde mediados de junio-- durante la mayor parte del día de lunes a jueves, mientras que los fines de semana ni siquiera tendrá que volver al centro penitenciario. La expresidenta del Parlament solo deberá pasar allí entre ocho y 11 horas de las noches de días laborables.

Este tercer grado también puede ser recurrido por el Ministerio Fiscal, un hecho que provocaría la rescisión de dicho régimen abierto para los políticos independentistas y que solo podría ser valorada por el Tribunal Supremo. 

Aclaración de competencias judiciales

La decisión del Supremo, a pesar de la falta de consecuencias en el caso de Forcadell, sí tiene utilidad a futuro, en relación a la adjudicación de las competencias de valoración de recursos de fiscalía. La sala penal del alto tribunal establece que los recursos de apelación sobre la aplicación del 100.2 a los presos debe resolverlos el tribunal que dictó la sentencia y que el recurso del fiscal tiene efectos suspensivos --es decir, que paraliza las salidas de los presos--.

En el caso de la secesionista que permitió aprobar en el Parlament las llamadas "leyes de desconexión" para la independencia de Cataluña, el dictamen sobre sus salidas amparadas en el artículo 100.2 fue ratificado por la Audiencia Provincial de Lleida.

Políticos 'indepes' contra el Supremo

La doctrina competencial que ha dictado el Supremo es rechazada por Forcadell, que acusa al alto tribunal de cambiar la jurisdicción por "venganza" contra ella. "La competencia sobre el [artículo] 100.2 es de la Audiencia Provincial", ha defendido la condenada a 11 años y seis meses de prisión e inhabilitación por un delito de sedición a través de su perfil de Twitter. "No me sorprende --agrega--, de este tribunal no espero justicia, sé que es venganza".

Forcadell tuit
Tuit de Forcadell sobre la decisión del Supremo / TWITTER

Los argumentos de la supuesta venganza y la politización de la justicia española también han sido esgrimidos por políticos secesionistas catalanes en defensa de la presa, como es el caso del presidente Quim Torra y de Roger Torrent. El primero ha asegurado que "ningún independentista puede encontrar justicia" en España, mientras que el sucesor de Forcadell en la presidencia del Parlament ha defendido que "la persecución [al independentismo] y la venganza no se paran ni tras la sentencia" condenatoria.

Destacadas en Política