Menú Buscar
La directora del centro penitenciario Lledoners, Paula Montero / EE

El Supremo no actuará por la salida de Rull de Lledoners

Los magistrados incluyen el informe enviado por la responsable de la prisión en la causa del juicio del 'procés'

16.01.2019 18:42 h.
3 min

El Tribunal Supremo ha decidido no emprender acciones mayores contra los responsables de la salida de Josep Rull, exconsejero de la Generalitat en prisión preventiva por el caso del referéndum del 1-O, de la cárcel de Lledoners. El Alto Tribunal ha recibido, por parte de la directora del centro penitenciario, Paula Montero, un informe en el que se explicaban las razones por las que dejaron que el exconseller abandonara la cárcel sin tener ningún tipo de permiso judicial. 

Los magistrados de la Sala de lo Penal que investigaba este suceso, tras estudiar el contenido, no ha trasladado al fiscal las explicaciones de la directora, por lo que se entiende que rechaza actuar sobre la causa. Así, la Sala --que enjuiciará el procés-- ha decidido incorporar este informe a la causa de los líderes independentistas. Sin embargo, es posible que el caso de la salida de Rull de Lledoners aún tenga recorrido judicial. 

Actuación de la Fiscalía

En opinión del Supremo, la documentación enviada por Montero y "la gravedad del accidente padecido por el hijo del procesado" son argumentos suficientes para entender la actuación de la dirección del centro. Sin embargo, la Fiscalía podría, en este caso, actuar de oficio si piensa que ha podido cometerse una infracción al dejar a Rull salir de la prisión preventiva a pesar de que la Sala no haya remitido las actuaciones.

En el escrito de la directora se detalla tanto los sucesos que llevaron a permitir la salida del exconsejero como el estado del político, el cual tilda como "elevado nivel de ansiedad". Rull recibió el permiso extraordinario de urgencia a las 17.00 horas y salió apenas 20 minutos más tarde de la prisión, para regresar dos horas después.

Reconoce haberse extralimitado

 

Montero reconoce que el Tribunal Supremo era la autoridad competente para permitir tal autorización pero, debido a que era sábado, se consultó con la Dirección General de Servicios Penitenciarios. Estos fueron los que rebotaron el caso al Juzgado de Instrucción número 4 de Manresa, de guardia en aquel momento, cuyo titular admitió su falta de competencias.

El juez de guardia, sin embargo, destacó que el centro penitenciario disponía de un procedimiento para urgencias. Y a través de él, Rull pudo acudir al hospital Sant Joan de Déu de Manresa, donde se encontraba ingresado su hijo tras haber sufrido un fuerte golpe en la cabeza durante una visita a su padre.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información