Menú Buscar
Pablo Llarena, juez del Tribunal Supremo / EFE

El Supremo acumula las causas del 'procés' y deja a Trapero en manos de Lamela

El alto tribunal investigará todos los procesos contra el Govern y el Parlament, pero la Audiencia Nacional se queda con el caso del exmayor de los Mossos d'Esquadra

4 min

El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena acumulará en un único procedimiento todas las causas que se instruyen sobre el denominado procés contra los responsables del referéndum ilegal y la declaración unilateral de la independencia de Cataluña, a excepción de la abierta por el delito de sedición al exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, que seguirá en la Audiencia Nacional, informan fuentes fiscales. 

Llarena justifica esta acumulación por la "conexión material inescindible de la naturaleza de los hechos". Lo explica en un auto en el que declara su competencia para investigar también al Govern destituido y a los Jordis. En esta línea, el juez destaca que esta capacidad de investigar a personas no aforadas "solamente es procedente cuando se aprecie conexión material inescindible con los hechos investigados a las personas aforadas".

"Pluralidad de partícipes"

Así, el alto tribunal investigará al expresidente Carles Puigdemont, los trece exconsejeros del Govern y los líderes de ANC y Òmnium Cultural por posibles delitos de rebelión, sedición y malversación en el proceso independentista. Llarena ya instruía la causa abierta contra la presidenta en funciones del Parlament, Carme Forcadell, así como de los cinco miembros de la Mesa de la Cámara. Todos ellos se encuentran en libertad provisional.

Llarena justifica la unificación de la causa en que uno de los delitos investigados es del rebelión en el que presuntamente han incurrido una "pluralidad de partícipes". En este sentido, dice que la intervención "coordinada" de los miembros del Govern y la de los presidentes de ANC y Òmnium en los hechos "es la que puede llenar de contenido el injusto contemplado en el delito de rebelión".

El Supremo englobará en la causa también los incidentes ocurridos en Barcelona los días 20 y 21 de septiembre, por los que se encuentran en prisión incondicional Sànchez y Cuixart, investigados por un delito de sedición. Por los mismos hechos están investigados el exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero y la intendente Teresa Laplana.

Contra el criterio de la Fiscalía

La decisión de Llarena choca con el criterio mostrado por la Fiscalía, que entendió "prematuro" aglutinar las causas en el alto tribunal, pero tampoco comparte plenamente la postura manifestada por la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, cuyo informe señalaba que las causas penales ya abiertas por el proceso secesionista en Cataluña analizan delitos "conexos" y por tanto la escisión de la instrucción "dificultaría enormemente" su investigación.

Al respecto de Trapero y Laplana, el juez del Supremo considera que deben seguir siendo investigados en la Audiencia Nacional porque sus participaciones son "añadidas" y, por tanto, "no justifican modificar las normas de competencia ordinaria para los que resulten afectados".