Menú Buscar
Banderas de las CCAA / EFE

¿Por qué se ha reforzado la confianza en el Estado autonómico tras el 'procés'?

Analistas destacan la moderación de los españoles y su satisfacción con el rendimiento del modelo territorial en general a pesar de las tensiones de los últimos años

16.09.2019 00:00 h.
8 min

Lejos del riesgo que algunos observadores apuntaban, la confianza de los españoles en el modelo autonómico se ha visto reforzada tras el procés y la crisis económica. La última encuesta del CIS refleja que el 41,1% de los ciudadanos prefiere “un Estado con CCAA como en la actualidad”, por encima del resto de las opciones, como eliminar las CCAA o reducir su autonomía --26,9%-- y permitir que las CCAA se puedan independizar o aumentar su autonomía --22,9%--, ambas con tendencia a la baja.

Esta es la quinta oleada consecutiva del CIS en la que los partidarios de mantener el statu quo en el modelo territorial permanecen por encima del 40%, una barrera que solo se había superado en una ocasión desde 2011 --en un sondeo de 2017--, año hasta el que esa opción arrasaba en las encuestas --hasta el punto que en 2007 llegó a tener un apoyo del 57,4%--. ¿A qué es debido este fortalecimiento del apego de los ciudadanos españoles por el sistema autonómico? Varios analistas responden a esa pregunta para Crónica Global.

cis organizacion territoral 2019 09
Evolución de las preferencias de los españoles por el modelo territorial del Estado / CIS

“Satisfacción con el rendimiento de las CCAA”

El catedrático de Ciencia Política de la UAB Joan Botella señala que esta evolución se debe a que “la opinión pública española rechaza los extremos y está satisfecha con el grado de autogobierno que tiene” en sus respectivas CCAA.

El politólogo recuerda que “hace 30 años” muchos ciudadanos mostraban cierto recelo por el autogobierno, sobre todo en CCAA sin presencia de un fuerte sentimiento nacionalista o regionalista. “Pero hoy, en términos generales, la gente está satisfecha con el rendimiento de las CCAA, conoce a los gobernantes [autonómicos] y entiende que estos se esfuerzan por estar cerca de los problemas de los ciudadanos”, añade.

“La población es moderada”

Botella considera que esa “valoración positiva del autogobierno” de las CCAA es fuerte y que es evidente la “consolidación” del modelo autonómico.

“La mayor parte de la población es moderada, tiene una visión poco ideológica de la estructura de autogobierno y está satisfecha con su proximidad y su rendimiento”, concluye.

La “coyuntura política” influye en la opinión pública

El exvocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) e impulsor de Solidaritat Catalana per la Independència Alfons López Tena destaca que la evolución de la opinión pública en este aspecto depende fundamentalmente “de la coyuntura política y de si hay mayor o menor tensión en ese ámbito”.

“Cuando la tensión por la cuestión catalana ha sido alta, fuera de Cataluña se han reforzado las posiciones a favor de un Estado centralizado y de la supresión de las CCAA. En cambio, en Cataluña se han reforzado las opciones en defensa de un Estado federal o de la independencia. Pero cuando el tema pierde actualidad, la tensión baja y hay tranquilidad, se reduce el apoyo por las opciones extremas y sube el apoyo hacia lo que la gente conoce”, explica. “Si la cosa funciona, pues estoy bien con lo que hay; si hay tensiones y manifestaciones, entonces me lo replanteo”, añade.

Descentralización asimétrica

Pero López Tena introduce un matiz. El jurista relativiza este tipo de sondeos en los que se ofrece a los encuestados respuestas “abstractas” --como las de incrementar o reducir el grado de autonomía sin especificar a qué competencias concretas se refiere y que no precisa ningún partido-- junto a opciones más definidas como “mantener el statu quo”.

Además, subraya, el modelo territorial español “es muy asimétrico” y “los ciudadanos tienen una idea muy diferente de la autonomía en función del lugar en el que residan”, señala en referencia al concierto económico vasco, el convenio navarro o el régimen fiscal canario, por ejemplo. Una cuestión que, en su opinión, se debería tener en cuenta pero que no queda reflejada en los resultados generales de la encuesta a nivel nacional.

La sociedad no está polarizada

El catedrático de Derecho Constitucional de la UB Xavier Arbós destaca que estos resultados se deben a que España no está tan polarizada como a veces parece y reflejan que es una sociedad “diversa”. En todo caso, considera que es una realidad “positiva”. “Lo malo sería tener una España partida en dos, con una mitad muy contraria a la descentralización y otra opuesta. En el fondo de la cuestión está la conveniencia de que el modelo constitucional, el que exista, mantenga un cierto consenso”, explica a Crónica Global.

Aunque reconoce que "es imposible en una cuestión tan delicada como la organización territorial tener un consenso absoluto, como podría darse por ejemplo en relación a los derechos y libertades individuales”.

“Prueba de estrés superada”

El jurista también considera “comprensible” que, con la crisis económica, los ciudadanos hagan “responsables” de la “ineficacia” de los servicios básicos --como sanidad, educación y servicios sociales-- a las administraciones que los prestan, en este caso, las CCAA. Y que con la mejora de la situación económica ese “malestar” se reduzca.

En todo caso, Arbós subraya que el modelo territorial ha superado ampliamente “la prueba de estrés” de la crisis y del procés. Y apunta que la “situación más o menos pacífica” y el “consenso” recogido en las encuestas del CIS sitúan al país en una buena situación para abordar razonablemente “la discusión sobre cómo cambiar” el sistema autonómico. En su opinión, este “puede y debe mejorarse en aspectos, técnicos, de funcionamiento, en la forma en que se reparten las competencias, que debería estar abierta a la posibilidad de reconsiderar una eventual transferencia de algunas de ellas desde las CCAA hacia el Estado o viceversa”.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información