Menú Buscar
José Manuel Soria, ex ministro de Industria, durante la rueda de prensa en la que negó que ni él ni su familia tuvieran relación con la sociedad radicada en Las Bahamas.

Soria tira la toalla y deja el ministerio

El PP y el propio Gobierno le habían dado la espalda tras las reiteradas contradicciones del ya exministro, quien también deja el escaño y la presidencia del PP canario

Redacción
2 min

El hasta ahora ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, no participará este viernes en la reunión del Consejo de Ministros. Ha renunciado.

Según fuentes próximas al ministro, se iba a ausentar del Consejo para preparar su comparecencia ante la comisión del ramo en el Congreso de los Diputados el próximo lunes por la tarde. Pero finalmente ha presentado su dimisión esta misma mañana.

Hace 20 años

En un comunicado oficial, el exministro alude a las contradicciones en que ha entrado en los últimos días --por hechos que ocurrieron hace más de 20 años, dice su equipo-- y asume su responsabilidad. Deja el cargo, el escaño de diputado y la presidencia del PP de Canarias.

"La política es una actividad que debe ser en todo momento ejemplar también en la pedagogía y en las explicaciones. Cuando así no ocurre, deben asumirse las responsabilidades correspondientes", finaliza el comunicado.

Soria comparecerá para dar explicaciones después de que su nombre haya aparecido en los Papeles de Panamá, con su firma figurando en sociedades registradas en los paraísos fiscales de Bahamas y Jersey que tenían relación con la empresa de su familia.

Rajoy, de espaldas

La cúpula del PP habría perdido la confianza con Soria, mientras que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había terminado por darle la espalda. Se ha organizado su renuncia ahora para evitar que Soraya Sáenz de Santamaría tuviera que dar cuentas este mediodía de los problemas de Soria.

Esta no es la primera vez que el ministro en funciones se ve involucrado en asuntos de sospechosa legalidad, y el PP podría, en esta ocasión y con la posibilidad de nuevas elecciones en breve, retirarle de forma definitiva la confianza y forzar su salida.