Menú Buscar
La campaña de Sor Lucía Caram contra 'Crónica Global', un bumerán

La campaña de Sor Lucía Caram contra 'Crónica Global', un bumerán

Las redes sociales critican a la religiosa tras tildar de "basura" a este medio de comunicación

12.02.2018 19:53 h.
4 min

La campaña de desprestigio lanzada por Sor Lucía Caram hacia Crónica Global se le ha vuelto en contra, y la mayoría de los comentarios en las redes sociales critican su maniobra y sus ataques.

La religiosa independentista cargó duramente contra este medio de comunicación el sábado pasado a través de un vídeo difundido por las redes sociales. Visiblemente airada, la monja tildó a Crónica Global de “basura” y de ser “mentirosa” por discrepar con una información publicada un día antes.

Crisis en Tous por el independentismo

Crónica Global había destacado que Sor Lucía Caram volvía a aparecer en una campaña solidaria de la Fundación Rosa Oriol, vinculada a Tous, después de la crisis en la empresa --que sufrió un boicot en el resto de España-- generada por su activismo independentista y el de dos miembros del patronato: Pilar Rahola y Helena Rakosnik, esposa de Artur Mas--.

Tous anunció la expulsión de Rahola y Rakosnik pero, finalmente, las dos continúan en la entidad.

Politización

La monja dominica contemplativa consideró que la información de Crónica Global había tocado “lo más sagrado”, y lanzó todo tipo de improperios contra el medio de comunicación. Sin embargo, las redes sociales le han dado la espalda.

La mayoría de los mensajes de los internautas cargan contra las palabras de Caram. “Hermana, ¿no tienen que predicar ustedes la paz? Mal ejemplo”, señala un usuario. Mientras que otro le reprocha que “su vocabulario parece más de una pandillera de barrio más de una moja”. “Papa Francisco, a ver si llama a capítulo a su paisana, que patina mucho”, indica otro tuitero. Mientras un usuario le reprocha que “hable de politizar una monja que habla más de política que de ayuda social”.

Soberbia e ira

Las críticas a Caram llegan también desde los católicos. La religiosa es tildada de pecadora y manipuladora, en incluso instan a la Iglesia a excomulgarla. Además, es acusada de “perder los papeles” y de generar odio. Se preguntan si realmente es una monja contemplativa y le recomiendan que medite sobre sus palabras.

“Con la avaricia, la ira y la soberbia va sobrada de pecados capitales”, señala un internauta. Y otro le recomienda que mejore “las virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza”. “Dedícate tú a los más pobres en lugar de meterte tanto en política y dividir a la gente”, espeta otro. Mientras que también le reprochan que “esta monja es la que denunciaba la corrupción del PP pero, sin embargo, no decía ni pío de su amigo Mas y su partido; hay que ser hipócrita”. “Más humildad de espíritu”, le recomienda otro tuitero.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información