Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Cuminal, durante la presentación de los nombres que el aparato de CDC proponía para el nuevo partido.

Sombras de plagio en los tres nombres propuestos

ERC recela de Junts per Catalunya, que evoca la coalición JPS, mientras que exdirigentes de UDC amenazan con una demanda si prospera la marca Demòcrates. Queda por saber qué piensa el PNV de un posible Partit Nacionalista Català

María Jesús Cañizares
2 min

El gran error de CDC, admiten sus propios dirigentes, es haber creído que el nombre hace la cosa. Es decir, que lo prioritario era buscar el nomenclátor del nuevo partido y después, definir sus postulados ideológicos y organizativos. Un error de bulto que, unido a las maneras autoritarias de su líder, Artur Mas, está ensombreciendo el congreso de refundación del veterano partido. Rechazados los dos nombres que pretendían imponer a la militancia, "Més Catalunya" y "Catalans Convergents" --una propuesta muy personal del responsable de comunicación Jordi Cuminal--, los asistentes al cónclave votarán mañana tres opciones seleccionadas por la comisión creada de urgencia tras la crisis desatada el viernes: Partit Nacionalista Català, Partit Demòcrata Català o Junts per Catalunya. Son nombres que ya suenan porque son muy parecidos a los utilizados por otras formaciones, lo que azuza el fantasma del plagio.

Junts pel Sí

ERC se está movilizando en contra de Junts per Catalunya, que se parece mucho a Junts pel Sí, la coalición con la que CDC y ERC se presentaron en las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015. JpS se mantiene como alianza gubernamental, pero ha dejado de ser marca electoral. Para algunos sectores republicanos, CDC intenta aprovecharse de esa marca.

Partit Demòcrata Català es igualmente controvertido, pues evoca a Demòcrates de Catalunya, el partido creado en 2015 a raíz  de la escisión de UDC. Dirigentes independentistas como Núria de Gispert y Antoni Castellà fundaron esta formación, con la que se presentaron en coalición con CDC en las elecciones generales del 20D. Sin embargo, Convergència rechazó volver a presentarse junto a este partido el 26J, lo que supuso un duro revés para los antiguos dirigentes democristianos, que amenazan con una demanda si prospera la marca Demócrates, que aseguran tener registrada.

Finalmente queda por saber qué opina el Partido Nacionalista Vasco (PNV) sobre Partit Nacionalista Català.

Destacadas en Política