Menú Buscar
Un trabajador retira amianto, un material cancerígeno. El Govern busca una solución mapeando la presencia de este material / EFE

La solución del Govern al amianto: crear un nuevo chiringuito

La Generalitat impulsa, 18 años después de prohibir este material cancerígeno, una comisión para hacer un mapa de la situación; de las 300 escuelas afectadas, solo se ha intervenido en 100

8 min

Hace 18 años que se prohibió el uso del amianto como material de construcción en Cataluña. Pero es ahora cuando la Generalitat ha decidido crear una Comisión Interdepartamental, a la que ha dado rango de Presidencia, con la finalidad de elaborar un mapa de la situación. El propio Govern calcula que, en la comunidad catalana, hay cuatro millones de toneladas de fibrocemento, una sustancia cancerígena que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), provoca más de 107.000 muertes al año.

Trabajadores de Metro de Barcelona protestan por el amianto en la red del suburbano / EP
Trabajadores de Metro de Barcelona protestan por el amianto en la red del suburbano / EP

En Cataluña, uno de los ámbitos donde este problema está más acusado es el escolar. Pero los trabajos van muy retrasados. Según admite el consejero de Enseñanza de la Generalitat, Josep Bargalló, en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por la diputada del PSC-Units, Esther Niubó, durante el periodo comprendido entre el 2010 y 2016, desde la Consejería se ejecutaron un total de 21 actuaciones en centros educativos para retirar el fibrocemento de sus instalaciones. Y desde 2017 hasta la actualidad, se han adjudicado un total de 103 actuaciones con un coste total de 7,7 millones de euros.

Comarcas más afectadas en el ámbito escolar

Sin embargo, la propia Generalitat explicó hace dos años que en Cataluña hay 291 el escuelas afectadas, siendo Lleida el territorio donde se concentran más casos (193), seguido del Vallès Occidental (47), Cataluña Central (22), Barcelona comarcas (16), Tarragona (7), Girona (2), Maresme-Vallès Oriental (2), Terres de l’Ebre (1) y Baix Llobregat (1).

Unos operarios retiran un tejado fabricado con amianto, un material cancerígeno / CG
Unos operarios retiran un tejado fabricado con amianto, un material cancerígeno / CG

Entre las intervenciones más importantes destacan la llevada a cabo en 2018 en el Instituto Pere Martell de Tarragona --retirada de fibrocemento de la cubierta y los bajantes de los módulos de talleres-- por valor de 566.014 euros, y en la escuela Joaquim Ruyra en L’Hospitalet de Llobregat --sustitución de la cubierta-- por 323.847 euros. L’Hospitalet es precisamente uno de los municipios más afectados, con ocho actuaciones, seguido de Cerdanyola, con seis.

Pizarras con fibrocemento

Capítulo aparte merecen las pizarras construidas con ese material contaminante. En 2017 se retiraron un total de 24 con un coste de 16.415,42 euros; en 2018 se retiraron 20, lo que supuso un gasto de 15.551,05 euros; y este año, está previsto retirar un total de 66 pizarras aproximadamente, con un presupuesto de 75.000 euros.

Prohibida la utilización, la producción y la comercialización del amianto en Cataluña desde 2001, se calcula que en esta comunidad, este material aún instalado supone más de cuatro millones de toneladas de fibrocemento; y entre unas seis y 30.000 toneladas de proyectados y calorifugados, entre otros materiales, según explica la propia Generalitat con motivo de la creación de esa Comisión para la erradicación del amianto en Cataluña.

No hay obligación legal de retirar el material

Gran parte de estos materiales se instalaron entre mediados de los años 60 y finales de los años 80 y, por tanto, han llegado o están llegando al final de su vida útil. Pese a la prohibición, el uso de los materiales con amianto ya instalados o en servicio, está permitido hasta su eliminación o el final de su vida útil.

Placas de fibrocemento con amianto durante los trabajos de desamiantado del antiguo cine Urgell / EUROPA PRESS (VEÏNS ILLA CINEMA URGELL / FEM SANT ANTONI)
Placas de fibrocemento con amianto durante los trabajos de desamiantado del antiguo cine Urgell / EUROPA PRESS (VEÏNS ILLA CINEMA URGELL / FEM SANT ANTONI)

Actualmente no hay, por tanto, una obligación legal de retirar los materiales con amianto instalados si no se ha llegado al fin de su vida útil, especifica el Gobierno catalán. Sin embargo, en 2013, el Parlamento Europeo instó a realizar una evaluación de impacto y un análisis de costes y beneficios para avanzar en la eliminación segura del amianto de edificios e instalaciones y llegar la meta final de erradicación del amianto.

En concreto, el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo de 2015 sobre la erradicación de este material en la UE estableció entre sus conclusiones el objetivo de erradicar todo el amianto a finales de 2032.

La advertencia de la FAVB

El pasado mes de marzo, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) instó al Ayuntamiento de Barcelona y al Govern a llevar a cabo un plan las toneladas de amianto existentes en todo el territorio catalán.

Erradicar este peligroso material potencialmente cancerígeno, de forma segura y por personal especializado, debería ser, según explicaban en un comunicado, una prioridad para las administraciones. Por esta razón, les reclaman rapidez para cumplir las resoluciones adoptadas por el Parlamento Europeo para la eliminación total del amianto de los espacios públicos y de afluencia pública. Lo cual incluye instalaciones como escuelas, polideportivos, hospitales, mercados, parkings, talleres y canalizaciones de agua, entre otros.

El ritmo es lento, de ahí que en medios parlamentarios haya sorprendido la creación de esta Comisión interdepartamental, que propondrá al Govern la aprobación del Plan Nacional para la erradicación del amianto de Cataluña, y evaluará la situación actual del amianto; identificará los principales agentes, públicos y privados, y sus competencias para con el amianto; y establecerá los mecanismos de cooperación y coordinación entre estos agentes.

Comisión interdepartamental

Forman parte de este nuevo organismo los departamentos de Presidencia; Vicepresidencia y de Economía y Hacienda; Trabajo, Asuntos Sociales y Familias; Salud; Territorio y Sostenibilidad; Empresa y Conocimiento; Educación; así como representantes de la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas; y de la Federación de Municipios de Cataluña. Además, la Comisión hará el seguimiento y control de las actuaciones a realizar por la comisión técnica DESAMIANT-CAT, donde podrán participar todas las administraciones y agentes que la Comisión determine y que tengan competencias o intereses porque están afectados.

El pasado día 30, el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) publicaba la designación del viceconsejero de la Presidencia como presidente de la citada Comisión. “Parece un intento de elevar este tema a Presidencia, pelota para adelante y que parezca que se lo toman en serio", afirman fuentes de la oposición.