Menú Buscar
El vicepresidente primero de Societat Civil Catalana, Álex Ramos; el presidente, Fernando Sánchez Costa, y la vocal Ángela Herrero / EFE

Societat Civil Catalana reclama al Govern que no busque la “confrontación”

La entidad constitucionalista señala que saldrá a la calle si se producen “tsunamis” para defender el “Estado de derecho”

14.10.2019 11:39 h.
2 min

Societat Civil Catalana considera que la sentencia del Tribunal Supremo se debe “acatar”, una cuestión necesaria y “propia de quien se considera demócrata”. Con la petición de que se encauce lo sucedido con normalidad, la entidad constitucionalista muestra su disposición a movilizarse en la calle, “para defender el Estado de derecho” si se producen acciones, por parte del bloque independentista, que supongan una especie de “tsunami”, en el que se ponga en cuestión el orden público y constitucional. Por ello, reclama al Govern que no busque ahora la “confrontación”.

Según la entidad, los políticos condenados lo han sido por “unos hechos gravísimos que supusieron un intento explícito de romper el orden constitucional y la democracia española y que llevaron a Cataluña al borde del conflicto entre catalanes”.

Rechazo a un nuevo octubre de 2017

La posición de SCC, que ha sido una pieza clave en los últimos años, como respuesta al movimiento independentista, incide en que el Govern del presidente Quim Torra debe ser responsable. “La entidad reclama al Govern y al resto de instituciones catalanas que sean responsables y estén a la altura de las circunstancias, porque aunque pueda ser legítimo no compartir una sentencia, en democracia es imperativo acatarla”. Lo que se pide es que “no se vuelva” al clima de octubre de 2017.

Fernando Sánchez Costa, presidente de Societat Civil Catalana (SCC) / Europa Press
Fernando Sánchez Costa, presidente de Societat Civil Catalana (SCC) / Europa Press

La asociación constitucionalista se muestra preparada para movilizaciones en la calle, si es necesario, en el caso de que los líderes independentistas hagan “un llamamiento a la confrontación y a la desobediencia y se produce el ‘tsunami democrático’ con el que ha estado amenazando el presidente Torra”. Societat Civil Catalana recuerda las posibles consecuencias sociales y económicas que podría causar esa reacción, con la fuga de empresas, como sucedió en otoño de 2017.