Menú Buscar
Daban Shadala, representante del Gobierno regional kurdo en España

“Si Kurdistán estuviera en Europa, nunca pediríamos la independencia”

El representante del Gobierno regional kurdo en España asegura que la situación entre su país y Cataluña no es comparable

3 min

El representante en España del Gobierno regional del Kurdistán, Daban Shadala, ha considerado "un gran error" establecer cualquier tipo de paralelismo entre las aspiraciones independentistas de la región iraquí y las de Cataluña al tratarse de situaciones y contextos "completamente diferentes". "Si estuviésemos en un país europeo, nunca pediríamos la independencia", ha declarado.

Shadala ha explicado en una entrevista a Europa Press que el 25 de septiembre, día del referéndum independentista en el Kurdistán iraquí, mantuvo una reunión con miembros del Ministerio de Asuntos Exteriores en la que los representantes españoles le trasladaron la posición del Gobierno: "Apoyar la unidad de Irak y el diálogo"; un mensaje "similar" al de la mayoría de países de la UE y que Shadala "acepta" pero no "entiende".

La excusa catalana

El enviado kurdo ha agradecido la franqueza de España a la hora de plantear su posición, pero al mismo tiempo ha lamentado que el desafío independentista catalán sirva como "excusa" a Madrid para no implicarse más en las reivindicaciones planteadas por el Gobierno regional del Kurdistán.

Shadala no ha querido valorar en detalle el caso catalán, al tratarse de un "asunto político interno", pero sí ha querido resaltar que "son dos asuntos muy diferentes". "Les dije muy directamente que no tenemos nada que ver con Cataluña", ha añadido.

Mejor, un país diverso

"Si estuviésemos en cualquier parte de Europa, nunca pediríamos la independencia", ha asegurado el enviado kurdo, que prefiere formar parte de "un país muy diverso con 50, 40, 20 millones de habitantes" que de en "un país pequeño que no es diverso".

Shadala ha advertido también del riesgo de utilizar las aspiraciones independentistas del Kurdistán como bandera para la causa secesionista de Cataluña. "Nosotros no hemos usado el asunto catalán para nuestro propio beneficio. Somos pueblos diferentes", ha alegado.