Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manifestación contra el fallo del TSJC del castellano en las escuelas  / EP

Sindicatos piden al Govern asumir las responsabilidades en la defensa del catalán

La Coordinadora Obrera Sindical, la Intersindical-CSC y el SEPC convocan manifestaciones y huelga en las escuelas e institutos para el próximo miércoles

3 min

Los sindicatos educativos convocantes de la manifestación del próximo 23 de marzo en contra de la sentencia del 25% de castellano piden a la Conselleria de Educación que asuma todas las responsabilidades en defensa de la lengua catalana y que se comprometa, con medidas concretas, a preservar y blindar el modelo de inmersión lingüística.

La Coordinadora Obrera Sindical (COS), la Intersindical-CSC y el Sindicat d’Estudiants del Països Catalanas (SEPC) han convocado manifestaciones y huelga en las escuelas e institutos para el próximo miércoles. Lo hacen en protesta contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que obliga a impartir al menos un 25% de clases en castellano.

Llamamiento a movilizarse

Los convocantes han denunciado que el Departamento de Educación, liderado por Josep González-Cambray, “todavía no ha dicho qué hará para garantizar que el catalán siga siendo la lengua vehicular” en las aulas. Por ello, instan a Cambray a que “asuma todas las responsabilidades” y se comprometa con medidas concretas a preservar y blindar el modelo de inmersión lingüística. Asimismo, hacen un llamamiento al conjunto de la comunidad educativa a movilizarse el próximo miércoles.

A las 12:30 hay convocadas varias manifestaciones en las cuatro capitales catalanas. En el caso de Barcelona se celebrará una concentración en plaza Urquinaona, un “lugar emblemático del independentismo catalán”. Sin embargo, todavía se desconoce dónde finalizará, aunque será un lugar “muy relacionado con la sentencia”, aseguran.

Cartel de la huelga 23 de marzo contra la sentencia del 25% / USTEC
Cartel de la huelga 23 de marzo contra la sentencia del 25% / USTEC

Ataques al Govern

Además, los sindicatos convocantes denuncian la reacción de la Generalitat ante la sentencia del TSJC, con “una retahíla de palabras vacías” ante un ataque que considera “flagrante contra la escuela catalana y contra nuestro pueblo”.

En este sentido, critican que la administración haya sido “incapaz de defender la escuela catalanay que en la nueva ordenación curricular “se flexibilice la inmersión lingüística en función del contexto social”.