Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Un sindicato acusa a Albert Batlle de "invitar" a la Urbana a mirar a otro lado con los botellones

El teniente de alcalde barcelonés afirma que, frente a las aglomeraciones nocturnas en espacios públicos, no darán "la imagen de Guardia Urbana y Mossos persiguiendo talonario de multas en mano"

Ricard López
5 min

El sindicato CSIF denuncia la, a su juicio, permisividad del Ayuntamiento de Barcelona con los botellones y concentraciones nocturnas masivas en las calles de la ciudad a pesar de la pandemia de coronavirus. El sindicato ha expresado su indignación por las manifestaciones públicas del teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, quien ha afirmado que, frente a este tipo de aglomeraciones en las playas y diversos espacios de la ciudad, no darán "la imagen de Guardia Urbana y Mossos persiguiendo a ciudadanos talonario de multas en mano".

CSIF lamenta las declaraciones del concejal apuntando que "la misma autoridad municipal encargada de velar por el cumplimiento del ordenamiento jurídico, de garantizar la pacífica convivencia y el civismo, invita a los ciudadanos a incumplirla", "lanzando un mensaje a la policía que él dirige" para que mire "hacia otro lado", critica el sindicato, en alusión a la Guardia Urbana.

Cumplimiento de las leyes

La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Barcelona le recuerda a Batlle en un comunicado que "los empleados públicos y las Administraciones, así como sus representantes, están sometidos al imperio de la ley, para hacer cumplir el ordenamiento jurídico desde el principio de legalidad". Además de afearle que sus manifestaciones "dejan en mal lugar a la policía" y la "debilitan" para hacer cumplir dicho ordenamiento jurídico.

"El principio de autoridad, del que estamos revestidos para tal fin, se debe de ver reforzado por el apoyo institucional, que, como vemos, no existe", lamenta el sindicato en la nota, en la que hace extensivas sus críticas a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

"Tirar a los leones"

"Por normalizar, puede usted también normalizar los hurtos, el trapicheo de drogas, la venta ambulante, las okupaciones, en fin, un etcétera de cosas que antes criticaba y que ahora al parecer debemos de normalizar", añade el comunicado de CSIF.

"No vamos a aceptar que nos tire a los leones, quedando usted bien con los ciudadanos incívicos e infractores de las propias normas que ustedes legislan, para luego por detrás enviarnos a que los denunciemos. Así pues, seguiremos sus indicaciones", concluye su escrito.

"El objetivo no es sancionar"

Este mismo lunes --como también hizo el fin de semana--, Batlle ha manifestado en su rueda de prensa que "el objetivo del dispositivo en marcha no es sancionar, es disolver estas situaciones de concentración, que la gente se vaya tanto en las plazas como en las playas, y no haya motivo para sancionar", después de que se le preguntara sobre las cifras de expedientes sancionadores abiertos este fin de semana a personas por "situaciones de abuso" en concentraciones y botellones en la ciudad.

Tres imágenes de botellones masivos en el paseo de El Born de Barcelona / CG
Tres imágenes de botellones masivos en el paseo de El Born de Barcelona / CG

Para el teniente de alcalde barcelonés, estas concentraciones masivas a pesar de la pandemia de coronavirus ocurren y seguirán ocurriendo en mayor o menor grado en todas las ciudades de Cataluña y del resto de España, aunque, en su opinión, "parece que hay quien tiene mucho interés en dar una imagen de descontrol" en la ciudad "que no se ajusta en absoluto a la realidad".

"Descompresión"

El concejal ha expresado su convicción de que habrá una "descompresión" de los espacios cuando se suavicen las restricciones por la pandemia, como las que obligan al cierre de los locales de ocio nocturno, algo que espera que ocurra en los próximos 15 días.

Otro factor que contribuirá a esta "descompresión", a pesar de que lleguen turistas es, según Batlle, que los barceloneses empezarán a marcharse fuera de la ciudad los fines de semana y por vacaciones.