Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un miembro de la Policía Nacional recibe una vacuna / EFE

Los seis rechazos del Govern a vacunar a Policía y Guardia Civil

Las negativas a inocular a 7.000 agentes se remontan a febrero; el Gobierno ofreció habilitar el aeropuerto de El Prat para cumplir con las directrices de la Consejería de Salud de la Generalitat

8 min

En solo dos meses, la Generalitat rechazó seis veces vacunar a los 7.000 agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y la Guardia Civil (GC) en Cataluña. Y ello, a pesar de los dispositivos habilitados que incluían, por ejemplo, disponer del aeropuerto de El Prat para cumplir con el criterio de la Consejería de Salud de crear “grupos grandes” de inmunización. Las contundentes medidas cautelares ordenadas por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que ve apariencia de discriminación  respecto a los Mossos d’Esquadra --un 80% de sus agentes ya están inoculados--, han sublevado a los responsables de Salud del Govern. Sin embargo, según ha podido saber Crónica Global, este departamento ya se ha puesto en contacto con ambos cuerpos estatales para informarles de que se procederá a la inoculación, aunque se está a la espera de saber qué tipo de vacuna corresponde.

Para el TSJC resultan “elocuentes” los datos que se contienen en el informe del propio departamento de Salud, según el cual, a 24 de marzo habían sido inoculados el 77% de los efectivos de los Mossos d’Esquadra, así como el 68,9% y el 77,9% de los efectivos de las Policía Locales y de la Guardia Urbana de Barcelona, frente al 3,6% y 2,8% respectivamente, de los efectivos del CNP y de la GC. A 22 de abril de 2021 --y siguiendo el mismo orden de cuerpos-- esos porcentajes pasaron a ser los siguientes: 80,3%; 71,2%; 79,1%; 9,9% y 6,3%. Se da la circunstancia de que, el pasado 14 de abril, se produjo una operación conjunta entre Mossos y Policía Nacional contra el tráfico de droga, lo que da idea del riesgo de contagio existente.

 

 

TSJC da 10 días al govern catalán para vacunar a policías y guardias civiles / EP

Motivos ideológicos

En Cataluña hay destinados unos 7.000 agentes de los cuerpos de seguridad del Estado, de los que ya han sido vacunados casi un 10%. De ahí que queden por vacunar solo 6.000. El TSJC exige que, al menos, se eleve la inoculación al 80% alcanzado en el caso de los Mossos. De ahí que las declaraciones del secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, asegurando que el cumplimiento de la resolución judicial retrasaría las campaña de inmunización en personas mayores de 70 años --en Cataluña hay 620.000 personas en la franja de edad de entre 70 y 79 años-- es poco sostenible.

De hecho, tanto el tribunal, como partidos políticos y asociaciones policiales solo ven motivos ideológicos en esa desproporción. Sobre todo si se tiene en cuenta los numerosos contactos entre la Delegación del Gobierno y las Consejerías de Interior y Salud para impulsar esas vacunaciones, que se remontan al 10 de febrero. Esta es la cronología de los hechos

10 de febrero

En esa fecha comenzó la vacunación de cuerpos y fuerzas de seguridad en Cataluña. La Generalitat lo explica en el Procicat y el consejero de Interior, Miquel Sàmper, lo detalla en declaraciones a los medios. Pero ni en el Procicat ni en dichas declaraciones se menciona al CNP y a la GC, lo que se traduce en una carta inmediata de la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, a Sàmper en la que, textualmente, solicita “información de la fecha de inicio de la vacunación” de Policía Nacional, Guardia Civil y otros colectivos incluidos con una función esencial en la sociedad dentro del Grupo 6 de colectivos prioritarios para la vacunación establecidos por la Comisión de Salud Pública y el Consejo Interterritorial”. Dos días después, la secretaría general del Departamento de Interior responde la carta en nombre del conseller e indica que “el lunes, 15 de febrero, nos pondremos en contacto con la persona que indique para iniciar los trámites correspondientes”.

16 de febrero

Desde la Delegación del Gobierno en Cataluña se trasladan al Departamento de Interior todas las personas de contacto correspondientes en cada uno de los cuerpos para que puedan planificar el dispositivo de vacunación, coordinar la programación, facilitar lugares, etc.

Ocho días después, la Dirección de Servicios de Interior convoca para el 4 de marzo una reunión con representantes de los departamentos de Salud e Interior, y representantes de la Delegación del Gobierno, de Guardia Civil, de Policía Nacional y de Sasemar. Por esas fechas, ya hace 15 días que se está vacunando a cuerpos de seguridad y emergencias de Cataluña. 

4 de marzo

Ya hace 23 días que se está vacunando a cuerpos de seguridad y emergencias de Cataluña. En la reunión convocada a las 16:00 horas en la Consejería de Interior de la Generalitat, se ofrece por parte de Policía Nacional y Guardia Civil todo el personal e infraestructura necesarios para poder proceder a la vacunación, así como toda la colaboración posible. Salud pide listados de personas, que se facilita por parte de todos los cuerpos en base a las indicaciones previas al departamento. También solicitaba ordenar a los agentes en “grupos grandes” para proceder a la inmunización.

Siguiendo esta demanda, se planifica un dispositivo para agrupar a los agentes en los grupos más grandes posibles. Los casi 7.000 agentes por vacunar se organizan en nueve grupos, algunos con hasta 1.300 personas, en un esfuerzo por unificarles siguiendo indicaciones de la Generalitat. El grupo más reducido es de unos 70 agentes, en la zona del Pirineo, donde la presencia es menor y debe reunirse en un mismo punto a todos los allí dispersados. 

Del 5 al 23 de marzo

Contactos y gestiones que derivan en la planificación de la vacunación de los agentes para los días 25, 26 y 29 de marzo, mes y medio después de que se iniciara la inmunización de cuerpos y fuerzas de seguridad en Cataluña.

Durante estos días se intenta hacer vacunaciones en algunos puntos clave como el Aeropuerto de Barcelona, pero resultan infructuosas “a la espera de la validación del plan”, según aduce el Departament de Salud.

24 de marzo

Por la tarde, 12 horas antes de iniciarse la inoculación de los agentes, tanto CNP como GC reciben órdenes de la Consejería de Salud para desprogramar toda la vacunación de los agentes menores de 60 años, que son la inmensa mayoría, a pesar del esfuerzo ingente que ha supuesto la organización siguiendo los criterios reclamados.

En ese mismo momento, desde la Delegación del Gobierno se piden explicaciones a Salud.

8 de abril

El director de Servicios del Departamento de Salud comunica oficialmente a Policía y Guardia Civil que se suspende la vacunación de menores de 60 años, detallando los motivos por los cuales se recomienda no administrar la vacuna de AstraZeneca a dicho colectivo.