Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Solar destinado a la segunda ciudad judicial, un proyecto que lleva muchos años de retraso / CG

La segunda Ciutat de la Justícia, encallada 14 años después

El solar que debe albergar las secciones de la Audiencia de Barcelona es para un proyecto presentado en 2008; la Generalitat asegura que los responsables de las obras "buscan la mejor solución"

4 min

Han pasado 14 años desde que el Govern catalán presentó el proyecto de una segunda Ciutat de la Justícia, destinada a descongestionar el emblemático Palacio de Justicia, situado en el paseo Lluís Companys de Barcelona. Pero el solar donde se deben ubicar esas instalaciones está vacío. La crisis económica, la pandemia, el hallazgo de unos restos arqueológicos y, más recientemente, el cambio de gobierno han ralentizado las obras que debían finalizar en cinco años. “El proyecto está muy abierto y los responsables de las obras buscan la mejor solución. Pero no está paralizado”, aseguran fuentes de la Consejería de Justicia de la Generalitat.

No opinan igual los funcionarios. Fuentes sindicales aseguran a este medio que el proyecto "está paradísimo, solo fue una idea. No hay noticias sobre el traslado de las secciones de la Audiencia a esos terrenos"

No hay, por tanto, fecha prevista de inauguración --en realidad nunca se señaló-- de este nuevo edificio judicial, que estará situado en el mismo solar que históricamente albergaba los juzgados de instrucción, de lo penal y de guardia. Cuando estas oficinas fueron trasladadas a la Ciutat de la Justicia, situada en L’Hospitalet de Llobregat, el Gobierno tripartito anunció que la construcción de un nuevo complejo, con una superficie de 5.400 metros cuadrados, que acogería las 22 secciones de la Audiencia Provincial de Barcelona que ahora están situadas en el vecino Palacio de Justicia. Así lo anunció en 2008 la entonces consejera de Justicia, Montserrat Tura. El solar está delimitado por la plaza de Vicenç Albert Ballester --considerado el diseñador y promotor de la bandera estelada-- y los paseos Picasso y Pujades.

Vista del solar destinado a albergar las secciones de la Audiencia de Barcelona
Vista del solar destinado a albergar las secciones de la Audiencia de Barcelona

Pero los problemas para este proyecto, presupuestado en 50 millones de euros, comenzaron muy pronto. El derribo de los juzgados, cerrados desde 2009, comenzó en junio de 2017. A la crisis económica se añadió el hallazgo, durante los trabajos de demolición del antiguo edificio judicial, de un mosaico histórico, ya que en esos terrenos se erigía el Palacio de las Bellas Artes de la Exposición Universal de 1988, así como una necrópolis de entre los siglos VII y IX. “Cada vez que se encuentra un yacimiento de estas características, hay que informar a la Consejería de Cultura y eso ralentiza las cosas”, explican las mismas fuentes de Justicia.

Intrahistoria soberanista

La pandemia y el cambio de gobierno, que comportó el cambio de titularidad del departamento --en el anterior mandato estaba en manos de ERC y ahora es Lourdes Ciuró de Junts per Catalunya, la formación que lo dirige--, tampoco ha ayudado a acelerar las obras.

Hay una intrahistoria soberanista en esta nueva construcción, porque el traslado de las secciones de la Audiencia tenía como objetivo convertir el Palacio de Justicia en el representante de la última instancia de la Justicia en Cataluña.