Menú Buscar
Carme Forcadell, expresidenta del Parlamento catalán, sale del Tribunal Supremo donde estaba citada a declarar con otros seis miembros de la mesa / EFE

El seguimiento policial a los miembros de la Mesa del Parlament será telefónico

El Tribunal Supremo acepta la vigilancia a Carme Forcadell, los cinco diputados de JxSí y el representante de EUiA hasta el 9 de noviembre

2 min

El magistrado de la Sala Penal del Tribunal Supremo, Pablo Llanera, ha ordenado este jueves que se haga un seguimiento policial sobre la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los seis miembros de la mesa de la Cámara catalana que han sido llamados a declarar ante el alto tribunal este jueves.

El abogado Xavier Melero ha detallado en declaraciones a los medios frente a la institución que la medida implicará facilitar a los agentes un teléfono móvil donde todos ellos puedan ser localizados en cualquier hora del día. Ha manifestado que no se considera muy dura y que se aplica para evitar el riesgo de fuga. Un “control de localización telefónica” que “no implica seguimiento físico”.

Más tiempo para preparar la defensa

Estará vigente hasta el próximo jueves, 9 de noviembre, cuando Forcadell y los exvicepresidentes Lluís Corominas y Lluís Guinó y los antiguos secretarios Anna Simó (primera) y Ramona Barrufet (cuarto), todos ellos de Junts pel Sí, además del representante de Joan Josep Nuet (tercero), el representante de CSQEP, la coalición de Podemos y el partido de Ada Colau en Cataluña, deben comparecer de nuevo ante Llanera.

Se ha pospuesto la declaración prevista para este jueves tras la petición de las defensas de conseguir más tiempo para preparar su estrategia. El magistrado ha tenido en cuenta su petición. Todos ellos han sido acusados de rebelión, sedición y malversación.