Menú Buscar
Fernando Sánchez Costa, presidente de Societat Civil Catalana (SCC) / Europa Press

SCC pide reformar España para integrar a los independentistas

Sánchez Costa sale al paso de las críticas recibidas en las últimas semanas por el giro catalanista de la entidad y asegura que la posición de la asociación no ha cambiado

12.08.2019 14:37 h.
4 min

El presidente de Societat Civil Catalana (SCC), Fernando Sánchez Costa, ha salido al paso de la polémica generada en las últimas semanas por el giro catalanista de la entidad. El exdiputado autonómico del PP aclara que la posición de la asociación no ha cambiado y que su propuesta pasa por reformar España para integrar al independentismo catalán en un proyecto común.

Así lo ha explicado en un artículo publicado hoy en El Mundo, en el que Sánchez Costa apela a la Constitución y a la concordia como los dos elementos de referencia de SCC desde su fundación con el objetivo de que “la amistad civil triunfe sobre la fractura social”.

Persuadir y convencer

El presidente de la entidad desarrolla ese planteamiento en diez puntos, con los que quiere desmentir las “tergiversaciones” que se han producido en los últimos días.

En este sentido, insiste en que “no es suficiente con decir sólo no al independentismo​, enquistado electoralmente alrededor del 47%”. Y pide “enfoques complementarios” compatibles con la “firmeza democrática el orden constitucional y la soberanía nacional” pero que permitan “argumentar, persuadir y convencer” a la mayoría de los catalanes de que “hay mejores opciones que la ruptura”, con el objetivo de que “vuelvan a sentirse afectiva y efectivamente vinculados al proyecto común español”.

Sin renuncias

Sánchez Costa también propone promover una cultura cívica alternativa y abierta “que reconozca y vuelva a poner en valor la diversidad interna de Cataluña”. En ese sentido, pide hacer un esfuerzo para “comprender las motivaciones y aspiraciones del adversario”.

Una estrategia que se traduciría en que “a un nacionalista no hay que pedirle que renuncie a defender su identidad cultural, sino animarle a que lo haga precisamente por ser parte del patrimonio común español”. Además, habría que exigirle que reconozca la pluralidad interna catalana.

Reformar la Generalitat

Sánchez Costa anima a “pasar de la lógica de la ruptura a la lógica de la reforma” y centrarse en mejorar el país entre todos, en vez dedicarse a discutir cómo romperlo. Una reforma que, subraya, debería buscar “el bien común” y “no el contentamiento de unos pocos”. En ese marco se circunscribe la iniciativa de SCC Foro 2050.

En todo caso, la entidad deja claro que lo primero que habría que reformar es la Generalitat para superar la situación de “dopaje institucional del tejido social, colonización simbólica del espacio público, falta de neutralidad de la administración, monolingüismo y sesgo en la escuela”. Y, finalmente, anuncia la próxima puesta en marcha de la Plataforma d'Afectats pel Procés, liderada por la periodista Anna Grau.