Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de los Mossos d'Esquadra / EUROPA PRESS

SAP-FEPOL pide a Aragonès "protección y seguridad jurídica" para los Mossos d’Esquadra

El sindicato denuncia continuos intentos de politización del cuerpo policial autonómico

3 min

El sindicato policial SAP-FEPOL ha solicitado al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, “defensa y seguridad jurídica” para los Mossos d’Esquadra durante el Cosell de la Policía celebrado este viernes.

Aunque el sindicato ha agradecido públicamente la asistencia de Aragonès a la reunión, dado que se trata de la primera vez que un president asiste a este acto, ha remarcado la “necesidad de sacar del foco mediáticoa los Mossos. Además, ha puesto sobre la mesa la “falta absoluta de efectivos y recursos materiales” dada la “excesiva carga de trabajo” que tienen los agentes del cuerpo.

Evitar la politización

"La institución que representamos ha sufrido una situación de estrés constante que nos obliga aún más a exigir la necesidad de defender a los Mossos y preservarlos de los continuos intentos de politización de los que se han sido objeto", ha incidido el sindicato.

Con estas declaraciones SAP-FEPOL se refiere al hecho de que la Generalitat decidiera retirarse como acusación particular de aquellas causas judiciales en las que los acusados sean manifestantes que hayan agredido a agentes de la policía autonómica en el transcurso de protestas independentistas. En este sentido el Ejecutivo cedió a las presiones de la CUPque solicitó su retirada en aquellos casos en los no se pueda acreditar la lesión a los agentes o la autoría de las agresiones como requisito para apoyar los presupuestos catalanes.

Garantías jurídicas para los Mossos

El sindicato entiende que esto supone para el cuerpo un “sentimiento de pérdida de autoridad, de desatención y de inseguridad jurídica”. De hecho, la última retirada del letrado de la Generalitat como acusación particular el mismo día que arrancaba un juicio en la Audiencia Nacional de Barcelona tuvo que ser solventada con la asistencia jurídica de los sindicatos policiales, ya que los siete agentes afectados se quedaron sin defensa y la vista tuvo que ser aplazada.

Aragonès ha reconocido que el cuerpo desarrolla una labor “extremadamente compleja” pero ha recordado que “está obligado a ser muy exigente consigo mismo”. No obstante, el sindicato confía en que la comisión del Parlament sobre el nuevo modelo policial finalice con unas medidas que ofrezcan garantías jurídicas a los Mossos.