Menú Buscar
Santi Vila, en una imagen de archivo / EFE

Santi Vila: “También a mí me atizan en Cataluña”

El exconsejero condenado por el 1-O asegura que ERC "ha aprendido la lección" de que "no tiene sentido hacer planteamientos políticos que no llevan a ninguna parte"

5 min

Santi Vila asegura que "también a mí me atizan en Cataluña" por su posición ante el independentismo, incluso desde dentro de su propio partido. El exconsejero de la Generalitat condenado por su papel en la celebración del 1-O admite que "ERC no compra" sus planteamientos frente a la relación de España y Cataluña, aunque la formación "ha aprendido la lección" del procés de que "ni en lo simbólico tiene sentido hacer determinados planteamientos políticos que no llevan a ninguna parte". 

El exdiputado catalán ha defendido, en una entrevista en el programa radiofónico Más de uno, que existen evidentes "discrepancias de estrategia" entre JxCat y ERC en lo que respecta a la relación de Cataluña con España y ha señalado las elecciones autonómicas como fórmula para conocer la opinión de la ciudadanía. En su opinión, en los próximos comicios en Cataluña los votantes elegirán si "seguir liándola" --la vía que sigue Carles Puigdemont y sus acólitos, según Vila-- o prefieren afrontar las conversaciones entre Govern y Gobierno por la opción “clásica” es decir, con diálogo --opción de los republicanos--. 

La 'vía vasca'

Vila ha apostado por la fórmula que "predica el PNV" para conseguir la autodeterminación de Cataluña, es decir "ensanchar la base hasta tener una amplísima mayoría" y ha criticado las decisiones tomadas por Puigdemont y su entorno en octubre de 2017. "¿Cómo es posible que para reformar un Estatuto sea necesaria una mayoría cualificada en el Parlament [en referencia al Estatut de Cataluña] y para hacer un país propio, con un solo voto más era suficiente?", ha reflexionado antes de agregar que la decisión de la DUI "no iba ni con ruedas".

Ha recordado que "dos millones de personas" han respaldado en varios procesos electorales que "no se sienten representados" por el actual consenso constitucional que rige el país pero que "esto tiene arreglo". Ha defendido que el voto independentista está guiado por "el sentimiento y la emoción" y ello va a seguir siendo así "mientras que tengamos a políticos en la cárcel", en referencia a sus compañeros de baquillo en el juicio del procés. “Cuanto antes pasemos página y las consecuencias penales se vayan aliviando” antes se superará, ha asegurado.

Puigdemont quiere conflicto social

Vila ha señalado que "amplios sectores del grupo de Carles Puigdemont piensan que el Gobierno solo se va a sentar a negociar" si es "obligado" ya que el prófugo "cree que España es una pseudodemocracia". En este sentido, el núcleo más beligerante de JxCat apuestan por "una continua desobediencia, conflicto, cortes de carreteras" y "tensión" como fórmula para "provocar que el Gobierno, hastiado, se sienta en la necesidad de negociar". 

En contraposición se encuentra, según Vila, los "sectores más tranquilos" de los postconvergentes y "especialmente, ERC", quienes apuestan por "el guante blanco" como la via para dar comienzo a las negociaciones. Se ha permitido, además aconsejar al presidente Sánchez que se centre en "desinflamar" el conflicto y en "recuperar el marco de confianza" que se perdió tras el referéndum del 9N, organizado por el Govern de Artur Mas. 

Destacadas en Política