Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Santi Vila, exconsejero del Govern, en el mitin de Figueres de 2017 / CG

[VÍDEO] Cuando Santi Vila decía que "iría a prisión" por la independencia

El aspirante a candidato a la alcaldía de Barcelona, que reniega del 'procés', azuzó a los ciudadanos a luchar por la secesión de Cataluña

3 min

Santi Vila ha renegado del independentismo al mismo tiempo que se ofrecía a Centrem, partido de la exconsejera Àngels Chacón, para ser candidato a la alcaldía de Barcelona. El también extitular de Territorio, Cultura y Empresa en el Gobierno catalán ha asegurado que él jamás fue independentista mientras se postula como cabeza de cartel en la Ciudad Condal en las elecciones municipales que se celebrarán en 2023. 

La hemeroteca, no obstante, es incómoda para Santi Vila. El también exalcalde de Figueres (Girona) aseguró que él estaría dispuesto a "ir a prisión" para votar en el referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre de 2017. También indicó que estaba dispuesto a "jugarse el patrimonio" por la separación de Cataluña de España. "Nos va la dignidad en ello", aseguró, como atestigua el vídeo superior (minuto 1'08)

Mitin en Figueres

Lo dijo Santi Vila en un mitin en la Figueres de la que fue primer edil el 23 de septiembre de 2017. Faltaba una semana para el polémico referéndum ilícito de separación en Cataluña, y él reiteró su compromiso con el desafío político, pues la consulta había sido ilegalizada por el Tribunal Constitucional. 

"Si la próxima semana tenemos que ir a prisión, iremos. Si nos tenemos que jugar el patrimonio, lo haremos. Si tenemos que acabar en la cárcel, así sea", señaló en un acto político del PDeCAT --heredero de CDC-- junto a Lluís Guinó --entonces vicepresidente del Parlament-- y Marta Felip, su sucesora al frente de la corporación gerundense. 

"Me tildaban de moderado y aqui estoy"

Por si quedara alguna duda, Vila recordó que en aquel momento que "le llamaban moderado en el peor sentido de la palabra", pero que "aquí estaba", defendiendo la votación ilegal a una semana de su celebración. 

Finalmente, el político, que ahora carga contra el procés, fue condenado por desobediencia y absuelto por malversación. Fue inhabilitado para cargos públicos durante ocho meses, pena que ya ha cumplido. Ahora es director general de Aigües de Banyoles, pero quiere más: aspira al Ayuntamiento de Barcelona.