Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el jefe del Estado, Felipe VI, en el Palacio de Miravent / CASA REAL

Sánchez defiende la visita del Rey a Barcelona con mensaje para Torra

El presidente del Gobierno anuncia en Mallorca que tanto Felipe VI como Letizia estarán el 17A en plaza de Catalunya en el primer aniversario del atentado yihadista

06.08.2018 14:38 h. Actualizado: 06.08.2018 14:40 h.
2 min

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido en Mallorca la presencia del Rey en el acto de conmemoración del primer aniversario de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils. El jefe del Gobierno, preguntado por la animadversión que genera Felipe VI en el independentismo (con el president Quim Torra a la cabeza), ha recordado que “contra el terrorismo no hay fisura posible”. Lo ha dicho después de reunirse con el monarca en el Palacio de Marivent.

Sánchez, que ha enumerado ante el Rey los pasos a seguir de su Gobierno, ha confirmado que tanto Felipe VI como Letizia estarán en la plaza de Catalunya el viernes 17 de agosto a las 10.30. “Lo importante es no olvidar por qué nos congregamos: contra el terrorismo y por la solidaridad con víctimas y familiares no hay fisura posible”, ha dicho, antes de añadir: “Estaremos todos, desde el primero al último de los españoles”.

Acto de "solidaridad"

Para Sánchez no hay debate posible cuando se trata de “solidaridad, respeto, reconocimiento a personas que perdieron la vida” y a sus familiares, así como a las ciudades que “vieron atacada su convivencia” por personas que no creen en las “libertades” de todos. En esta línea, ha querido dar “normalidad” a la visita de los Reyes a Barcelona “en representación de todos” para estar cerca de quienes sufrieron los ataques.

En cuanto al resto de la reunión, Sánchez ha repasado con el Rey las políticas que pretende seguir el Gobierno, y que abarcan desde la preocupación por la situación laboral de muchos españoles (desempleo juvenil, discriminación laboral y salarial, precariedad y temporalidad), hasta la política migratoria, pasando por la “reconstrucción del estado de bienestar”. Ha anunciado que visitará Iberoamérica a finales de agosto en viaje oficial y ha declinado realizar declaraciones sobre la polémica del presidente del PP, Pablo Casado.