Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pedro Sánchez e Inés Arrimadas / EFE

Sánchez todavía cuenta con una mayoría de españoles que prefiere el mando único

El CIS señala que el 56% de los españoles prefiere que el Gobierno mantenga el control sobre la pandemia, pero crecen los partidarios de que se ceda a las autonomías

3 min

Apoyo, pero en descenso. En función de lo que pueda hacer el Gobierno en las próximas semanas, el apoyo social del que dispone podría variar de forma significativa. El CIS muestra, en su barómetro de mayo, que algo más de la mitad de los españoles, el 56%, prefiere que el presidente Pedro Sánchez mantenga el control para gestionar la pandemia del coronavirus. Pero ese porcentaje ha caído de forma sustancial: en el barómetro de abril era del 73,3%.

¿Qué ha pasado? Con el paso de las semanas, y a medida que se ha desarrollado la llamada desescalada, ha crecido el porcentaje de los que creen que los gobiernos autonómicos deberían asumir una mayor responsabilidad. Esa idea corre en paralelo a la decisión de Sánchez de “cogobernar” con las comunidades, como ha plasmado en la quinta petición de prórroga, este vez por un mes, del estado de alarma que se votará este miércoles en el Congreso.

Menor confianza en el Gobierno

Los que reclaman que se deje a los gobiernos autonómicos el mando en la gestión suman el 36,6%, pero en abril era un porcentaje mucho menor, del 20,7%.

Lo que muestra el CIS de mayo es que la confianza en el Gobierno, por tanto, va descendiendo, aunque eso no afecte, todavía, a las expectativas del PSOE, que aguanta con el 31% de los votos en primera posición. El nivel de confianza en la actuación del Ejecutivo cae medio punto respecto a abril y se queda en el 46%, mientras que su actuación genera poca o ninguna confianza en el 48,4% de los españoles, lo que significa 1,4 puntos más que en abril.

Sánchez, el único que aprueba

Eso se traduce en un aumento del porcentaje de españoles que cree que se puede criticar al Gobierno pese a la situación de pandemia. Si en abril era del 10%, ahora es del 19,7%. Y, en coherencia con ello, baja del 88% al 74,9% el porcentaje de partidarios de apoyar al Gobierno y dejar las críticas para más adelante.

Pese a todo, Pedro Sánchez es el dirigente mejor valorado, con un 5 justito. La labor del líder de la oposición, Pablo Casado, en cambio, se castiga con claridad. Su valoración pasa de un 4,2 a un 3,6. La segunda mejor nota, después de Sánchez, es Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos, que se queda en el 4. Cierra la escala de valoraciones el líder de Vox, Santiago Abascal, con un 2,4, inferior al 2,8 del mes de abril.