Menú Buscar

Sánchez se inclina por Teresa Cunillera como delegada en Cataluña

La exvicepresidenta del Congreso, diputada en cinco legislaturas, es una histórica dirigente del PSC nada condescendiente con el nacionalismo

Teresa Cunillera en una foto de archivo
14.06.2018 19:12 h.
4 min

Teresa Cunillera es una histórica dirigente del PSC pero con una larga presencia en el Congreso, donde fue diputada a lo largo de cinco legislaturas. Es la dirigente por la que se ha inclinado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para ser la nueva delegada del Ejecutivo en Cataluña en sustitución del popular Enric Millo. Cunillera, (Bell Lloch, Lleida, 1951), se ha caracterizado siempre por su combate contra el nacionalismo, desde posiciones catalanistas, y sin renunciar nunca a la negociación y al acuerdo. El nombramiento oficial podría llegar este mismo viernes.

El PSC, en contacto con el nuevo Gobierno de Sánchez, había pensado en otros nombres, como Joan Rangel, que ya ejerció ese cargo al frente de la Delegación durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Pero Rangel no tiene interés en ejercer un puesto que ya desempeñó en otra época, según explican fuentes conocedoras de las conversaciones.

Firmeza y acuerdos

Sánchez opta, con todo el apoyo del PSC, por Cunillera, que fue una de las dirigentes de los socialistas catalanes que formó parte de la gestora del PSOE, en el momento en el que, precisamente, Sánchez fue derrotado en el comité federal, abriendo una etapa de gran inestabilidad interna.

La apuesta por una veterana, representa un gesto de firmeza, pero al mismo tiempo de voluntad de llegar a acuerdos por parte del Gobierno español. Aunque la interlocución con el bloque independentista y con el Govern del presidente Quim Torra la protagoniza el primer secretario del PSC y portavoz en el Parlament, Miquel Iceta, la exvicepresidenta del Congreso ejercerá ese papel de enlace con el Gobierno del PSOE.

Alternativa al PP

Cunillera ha sido defensora en los últimos dos años de forzar un cambio en el Congreso que pasara por un acuerdo con los independentistas. Esa moción de censura, finalmente, se ha producido y ha dejado al PP en la oposición.

Entre sus aseveraciones periódicas, aunque no frecuenta los medios de comunicación, la nueva delegada del Gobierno en Cataluña sostenía que se debía intentar ese cambio. “Escuche, yo no soy independentista, pero tengo muchos amigos y buenos amigos independentistas, y esto no nos ha privado de llegar acuerdos cuando tenemos que hacer las cosas que hemos de hacer”, aseguraba en TV3 en 2016. E insistía en que “por activa, por pasiva y por perifrástica tenemos que intentar que haya una alternativa que haga imposible otro gobierno del PP”. En aquel momento no fue posible. Pero sí lo ha sido desde hace dos semanas.

Cunillera fue diputada en el Congreso por Lleida en cinco legislaturas, y entre 2008 y 2011 ejerció de vicepresidenta primera en la cámara legislativa. Fue directora del Gabinete del ministro de Relaciones con las Cortes, y asesora en el Gabinete de la Presidencia del Gobierno.

¿Quiere hacer un comentario?