Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez / PSOE

Sánchez tiende la mano al PP para que se sume al diálogo con la Generalitat

El presidente del Gobierno y líder del PSOE apuesta por afrontar las "políticas reales" en Cataluña para ganarse la "confianza" del Govern

5 min

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha tendido la mano al PP para que se sume al diálogo con la Generalitat para la resolución del conflicto nacionalista en Cataluña, una propuesta que ha defendido con el argumento de que "aquí no sobra nadie, tampoco la oposición".

Este sábado, en su primera intervención ante el comité federal del PSOE desde su investidura como presidente de Gobierno, Sánchez ha asegurado que la solución política en Cataluña es la dialogada "y el no diálogo es la no política".

"Todos somos necesarios"

El líder socialista ha insistido que en los últimos diez años se ha "sufrido" la falta de diálogo y de política. Y ha subrayado: "En España debemos iniciar un nuevo camino de diálogo para el reencuentro. Una democracia fuerte es una democracia que dialoga. Aquí no sobra nadie. Ninguna lengua, tampoco ninguna cultura. Ni en Cataluña ni en ningún otro punto de España".

"Tampoco sobra la oposición, empezando por el PP, a quienes tendemos la mano de nuevo para que se sume al diálogo. Al diálogo social y al diálogo territorial. Todos somos necesarios", ha añadido.

"Ley, diálogo y políticas reales"

La fórmula de Sánchez para recuperar la normalidad en Cataluña pasa por "ley, diálogo y políticas reales". El líder del PSOE ha planteado "la búsqueda de soluciones compartidas y viables que representen a una amplia mayoría de catalanes". "Queremos un acuerdo tan amplio como el que alumbró el primer autogobierno de Cataluña al amparo de la Constitución", ha señalado.

Y ha descrito el camino a seguir: "El fortalecimiento de la estabilidad política en España y en Cataluña para que ese diálogo sea duradero y fructífero. Y lograr una confianza creciente entre los interlocutores abordando primero los asuntos donde las posiciones estén más cercanas". Unas "políticas reales" que se traducen en el empleo, la economía, la sanidad, la dependencia y las infraestructuras (más concretamente, las cercanías) de los catalanes.

Constitución, unión y diversidad

Sánchez también ha apelado a la Constitución. "Nosotros no queremos monopolizar la Transición ni planeamos apropiarnos de lo que es de todos, la Constitución española. Pero no vamos a consentir que otros, que tienen muchos menos argumentos que nosostros, lo hagan. Porque la Constitución española es el techo de todos, nos protege a todos, y no puede ser una herramienta, un arma arrojadiza entre unos y otros", ha indicado.

Y ha sentenciado: "Para constitucionalistas nosotros. Pero no de un par de artículos entresacados a conveniencia. Nosotros somos constitucionalistas de toda la Constitución. De la Constitución que habla de la unión, pero también que reconoce la diversidad de los pueblos de España. Y, sobre todo, nosotros somos constitucionalistas de los derechos y libertades que vienen imprimidas en nuestra Constitución".