Menú Buscar
El presidente del Gobierno y candidato del PSOE al 28A, Pedro Sánchez / PSOE

Sánchez pierde el pulso con la derecha

La rectificación de Sánchez, que participará en dos debates televisivos, da alas a PP y Ciudadanos y deja a RTVE a los pies de los caballos

4 min

Una mala decisión. Un cálculo excesivo que deja a Pedro Sánchez en una posición de debilidad. El presidente del Gobierno y líder del PSOE se ha visto forzado a participar en dos debates televisivos, después de haber intentado que RTVE le cubriera las espaldas. Con un “qué remedio”, Sánchez ha aceptado este viernes acudir al debate televisivo en RTVE el lunes 22, y el martes 23 asistirá, de nuevo, a un debate en Atresmedia, con los líderes de Ciudadanos, PP y Unidas Podemos. Sánchez ha perdido ese pulso, a una semana de las elecciones del 28A. 

Sánchez pretendía, después de que la Junta Electoral Central no aceptara la inclusión en el debate de Atresmedia del líder de Vox, Santiago Abascal, que se pudiera hacer únicamente en RTVE y el mismo día programado por Atresmedia, el 23. Ante la firme decisión del resto de candidatos de asistir al plató ese día, Sánchez se ha visto forzado a admitir un debate en RTVE el día anterior, el 22.

¿Y qué pasa con Mateo?

Sin embargo, es RTVE la que tiene un problema, porque la administradora única del ente público, Rosa María Mateo, había organizado el debate para el día 23, en línea con las intenciones de Sánchez.

La rectificación de Sánchez, y la situación delicada de la televisión pública, con un gran malestar generado entre los trabajadores, ha dado alas a los partidos de centro-derecha. Mientras que la dirección del PP reclama que el lunes el debate se centre ahora en cuestiones económicas, Ciudadanos ha calificado como una “vergüenza” lo que ha ocurrido. El número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha exigido la dimisión de Mateo y ha pedido “mandar a Pedro Sánchez a casa” el domingo 28 de abril con el voto de todos los españoles.

Rosa María Mateo, administradora de RTVE, durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados / EFE

Frente a la imagen de una derecha unida

El equipo electoral de Sánchez, que ha medido todos sus pasos en la campaña electoral, se ha visto superado por esa circunstancia. El propio Sánchez, a pesar de declarar ese lacónico “qué remedio”, desde Logroño, donde se encuentra de campaña electoral, ha considerado que es un “error” realizar dos debates seguidos. Lo que pretendía el líder del PSOE es mostrarse en un plató frente a los tres dirigentes de la derecha que señalan que pretenden llegar al mismo acuerdo para España que alcanzaron en Andalucía.

La imagen de Santiago Abascal, junto a Pablo Casado y Albert Rivera era interesante a ojos de Sánchez, para reclamar el voto frente a la posible victoria de la derecha.

¿Primer gran resbalón?

Al margen de la incidencia en el voto final, lo sucedido deja en una delicada situación a RTVE. Según Villegas, “Sánchez ha tenido que rectificar gracias a la presión social y a la posición de RTVE”. Por ello, según Villegas, Mateo debería dimitir: “Ahora ya sabemos por qué Sánchez quería a Rosa María Mateo en la cúpula de RTVE y era para tener al ente público a su servicio”.

Un intento, el de Sánchez, frustrado, lo que supone uno de los importantes resbalones en la campaña electoral.

Destacadas en Política