Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, en el desayuno informativo organizado por Europa Press / EFE

Sánchez defiende una “nación de naciones” con Cataluña, País Vasco y Galicia como mínimo

El secretario general del PSOE asegura que España es un Estado y una nación que debe considerar los territorios históricos, y llama a los catalanes a quedarse en casa en el 1-O

4 min

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido este martes que España es una “nación de naciones” junto con Cataluña, País Vasco y Galícia. Como mínimo se deberían tener en cuenta estos tres territorios históricos, ha puntualizado en su intervención en un encuentro público organizado por la agencia Europa Press.

Considera que España es también un nación “no sólo un Estado”, una diferencia clave con los movimientos independentistas que niegan este reconocimiento.

Un Estado con más de una nación

El líder de los socialistas españoles precisa que el término nación “no se identifica con los límites de un Estado, sino que en un Estado pueden compartir territorio más de una nación”. Y esto, en España, se traduce en un reconocimiento a los tres territorios que históricamente han manifestado su vocación de ser nación. “Al menos” esta atribución se debería dar al País Vasco, Cataluña y Galicia.

Para Sánchez, negar que España sea plurinacional implica un rechazo a que en el país coexistan más de una identidad.

Llamada a no participar en el 1-O

Pero esto no se debe traducir en un apoyo a los movimientos independentistas. De hecho, el secretario general de los socialistas ha hecho un llamamiento a no participar en el “simulacro” de referéndum anunciado para el 1-O.

Recuerda que la obligación del Gobierno es “garantizar la legalidad” y denuncia que en el momento actual del procés no se hable del “coste del no diálogo” entre los dirigentes catalanes y el Gobierno central.

Asegura que se trata de un coste de “enorme transcendencia”, no sólo desde el punto de vista económico, “también es emocional y sentimental”. Una cuestión de difícil resolución que reclama abordar con una “reforma del modelo territorial con seriedad, valentía y audacia” para garantizar a las próximas generaciones un modelo de convivencia.

Evaluación del modelo autonómico

Esa reforma es la que pretende impulsar en la comisión de evaluación del modelo autonómico que propuso este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Considera que puede llegar a buen puerto por la actual composición del Congreso de los Diputados. De los 350 de la Cámara Baja, “300 podrían votar perfectamente a favor de este tipo de comisión”.

Por el momento, no la defenderá de forma bilateral con el líder del Ejecutivo central. Sánchez no tiene previsto, por el momento, reunirse con Rajoy en Moncloa. Fuentes gubernamentales aseguraron ayer que el presidente está dispuesto a apoyar la propuesta socialista, que será registrada el jueves en el Congreso.