Menú Buscar
La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (c), y el vicepresidente catalán, Pere Aragonès (d) / FdT

Sánchez Llibre propicia otro encuentro entre Calviño y Aragonès

Foment reclama que los distintos Gobiernos, en Madrid y Barcelona, aprueben sus presupuestos y apuesten ya por la estabilidad

6 min

Foment se ha convertido en un foro de encuentros desde la reivindicación económica. Su presidente, Josep Sánchez Llibre, propiciará el próximo lunes un nuevo encuentro entre la ministra de Economía, Nadia Calviño, y el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, nuevo hombre fuerte de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Un puente entre los dos Gobiernos, justo cuando el PSOE trata de negociar la abstención de los republicanos para conseguir la investidura de Pedro Sánchez.

La voluntad de la patronal es clara: no jugará un rol político, pero sí está dispuesta a influir y a cobijar acuerdos que ofrezcan la mayor estabilidad posible. El acto en Foment, organizado por PwC sobre los retos de la economía catalana, contará también con la participación de Javier Faus, el presidente del Círculo de Economía. Los dos altavoces económicos pretenden proyectar un discurso optimista para aprovechar todas las oportunidades, y con la voluntad de superar el actual bloqueo político.

A favor de las reformas

Sánchez Llibre tiene previsto reclamar, ante la ministra Calviño, que no se frenen las reformas y que no se deroguen las que ya se han realizado en los últimos años, en una alusión a la reforma laboral, que sí se podría mejorar en algunos aspectos concretos. Pero todo depende de la formación de un nuevo Gobierno. Y en ese aspecto, y a falta de que otros actores políticos puedan cambiar de posición, de la abstención de ERC en la investidura de Sánchez.

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño (4d); la de Hacienda, Maria José Montero (3d); la de Defensa, Margarita Robles (2d); la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera (d); el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés (4i); l
La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño (4d); la de Hacienda, María José Montero (3d); la de Defensa, Margarita Robles (2d); la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera (d); el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés (4i); y los consejeros de la Generalitat Àngels Chacón, Damià Calvet y Chakir El Homrani

Para el vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía, Pere Aragonès, se trata de una nueva oportunidad para ejercer su liderazgo y para hacer ver que ERC quiere asumir sus responsabilidades. La escena del lunes ya se vivió en la entrega de los premios Ferrer Salat de Foment del Treball hace una semana.

Con o sin Torra

Será un encuentro de “Gobierno a Gobierno”, entre los responsables económicos del Ejecutivo español y del catalán, bajo el manto de Foment, que se ha comprometido a facilitar el “diálogo institucional”, pase lo que pase con la investidura de Sánchez.

Aragonès se ha referido a la posibilidad de que se produzca un encuentro entre los Gobiernos, con el “rango” que se decida para establecer un calendario de negociación de cara a la investidura. Eso implicaría una entrevista entre él mismo y la vicepresidenta de Carmen Calvo, sin “necesidad” de que participara el president de la Generalitat Quim Torra. Pero ERC tampoco quiere hacer de ello una cuestión crucial. Esas reuniones se podrían producir tras la investidura, siempre que hubiera un compromiso por las dos partes de solventar el “conflicto político”.

Foment: economía y economía

Este jueves tendrá lugar en el Congreso la primera reunión entre las dos partes: Adriana Lastra, Salvador Illa y José Luis Ábalos, por parte del PSOE, y Gabriel Rufián, Marta Vilalta y Josep Maria Jové, por parte de ERC. El objetivo de los republicanos es que se puedan presentar propuestas en una mesa de partidos. Pero el PSOE ha ya descartado que se pueda abordar la autodeterminación.

Adriana Lastra y Gabriel Rufián, los encargados de negociar la investidura de  Pedro Sánchez / EFE
Adriana Lastra y Gabriel Rufián, los encargados de negociar la investidura de Pedro Sánchez / EFE

El mundo económico asiste con impaciencia a esa negociación. Foment insiste en que la prioridad debería ser la formación de un Gobierno que apruebe cuanto antes unos presupuestos. Y ha alabado la premura con la que el PSOE llegó a un acuerdo con Unidas Podemos para, desde los 155 diputados que suman juntos, buscar el resto de apoyos parlamentarios.

Sin embargo, Foment sí vigilará las medidas económicas que se adopten. En el acto del lunes, con el título de Temas candentes de la economía catalana, se recogerán las visiones de presidentes y consejeros delegados de las grandes empresas catalanas. Será un termómetro sobre la economía, con la necesidad de tomar medidas cuanto antes: en el ámbito laboral, fiscal y tecnológico. El informe lo ha elaborado PwC, con la colaboración de Fomento, que ha decidido ejercer de puente entre el mundo empresarial y el político.