Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez / EP

Sánchez lanza una reforma de la Constitución para acabar con los “aforamientos”

El presidente del Gobierno prevé que esté lista en 60 días para avanzar en la “reforma democrática”

17.09.2018 12:21 h.
5 min

“España es reformable”. Esa es la idea del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha lanzado una reforma de la Constitución, que estaría lista en “60 días”, para acabar con los “aforamientos”, en un intento de avanzar en la “reforma democrática”.

Sánchez quiere recuperar la agenda política cuanto antes, tras el asunto de su tesis doctoral, y aprovechando el balance de sus cien días al frente del Gobierno, ha avanzado que propondrá una reforma de la Constitución para acabar con “los aforamientos”, que benefician a los políticos, en su relación con la justicia.

Horizonte en 2030

El jefe del Ejecutivo considera que se debe avanzar en determinadas reformas, que avancen en una “mayor transparencia y confianza”. Se trata de una iniciativa política que podría acabar en nada, pero que permite a Sánchez difundir un programa político, con un aire electoral.

En las últimas horas, Sánchez ha insistido en que sólo cuenta con los 84 diputados del PSOE en el Congreso, y que llegará hasta dónde le dejen los socios parlamentarios. En su balance de los cien días no ha insistido en que el horizonte político de España debe situarse en el 2030, con proyectos a medio y largo plazo, y con la idea persistente de que “España es reformable”, en contra de lo que critica el independentismo.

Atraer a Ciudadanos

Con el acento en los “derechos laborales”, en el crecimiento económico, respetando el medio ambiente, en la capacidad de la cultura como dinamizadora del país, en cambios estratégicos, más allá de la coyuntura, Sánchez se ha centrado en esa cuestión sobre los aforamientos.

Se trata, precisamente, de una cuestión de la que ha hecho bandera Ciudadanos, que lo ha exigido a Susana Díaz, la presidenta de la Junta de Andalucía, para poder aprobar los presupuestos de la comunidad. Aunque Albert Rivera ya ha retirado su apoyo al PSOE andaluz, y eso comportará la convocatoria de elecciones en los próximos meses, la retirada de los aforamientos, con un cambio constitucional, podría acerca ahora a Ciudadanos al PSOE.

Superar el problema de Rajoy

Otra de las fórmulas de Sánchez es derogar la llama “ley mordaza”, una petición también de Unidos Podemos, y del independentismo, que ha señalado en los últimos meses al Estado como una máquina represiva que ha vulnerado derechos democráticos.

Lo que pretende Sánchez es ir a las elecciones con un relato, con un programa de futuro, más allá de algunas medidas concretas. Ese es el gran problema que tuvo Mariano Rajoy, según los expertos que asesoran a Sánchez, y la voluntad ahora del presidente es proyectar todo lo contrario.

Convocar elecciones

Comprobadas las dificultades para aprobar los presupuestos de 2019, tras sufrir una crítica política incisiva por parte de Ciudadanos y PP con el asunto de la tesis doctoral, y después de ver cómo la situación catalana dependerá en gran medida de la fortaleza que tenga un Gobierno español, capaz de sacar adelante reformas ambiciosas, Sánche busca ya la presentación de un catálogo de proyectos de cara a las elecciones.

Esa es la vision del principal asesor de Sánchez, Iván Redondo, con la idea de marcar en todo momento la agenda política hasta que se vea el momento oportuno para convocar nuevos comicios. 

 

 

 

 

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información