Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
PSOE: Díaz-Sánchez, a cara de perro

Sánchez avisa del riesgo de involución en el PSOE y Díaz se cree salvadora

Los candidatos a la secretaría general del partido pronunciaron sus discursos finales en vísperas de las primarias

4 min

Pedro Sánchez y Susana Díaz han medido de nuevo sus fuerzas en las horas previas a que se celebren las primarias del PSOE para escoger nuevos secretario general. Y mientras el ex secretario general del PSOE hablaba del "riesgo de involución democrática" del programa electoral de Díaz, ésta se presentaba como salvadora del partido. Con menos posibilidades de victoria, el tercer candidato, Patxi López, ha reprochado a sus contrincantes que propicien la fractura de la formación socialista.

Pedro Sánchez, que ha reunido a miles de personas en el madrileño parque de Berlín, ha pedido el voto de la militancia para "rescatar" al partido de la abstención en la investidura de Mariano Rajoy. Ha advertido de la "involución democrática" que supone el programa de Susana Díaz, cuyas propuestas son "todo lo contrario" a lo que "siempre" ha defendido la organización. A diferencia de la presidenta de la Junta de Andalucía, ha asegurado que "somos la candidatura de la militancia. A un secretario general elegido por las bases le quitan las bases", ha manifestado, en referencia a su dimisión como líder del partido el pasado 1 de octubre, después de que el Comité Federal del PSOE acordase facilitar un Gobierno de Mariano Rajoy con su abstención.

La bandera de la igualdad

Por su parte, Susana Díaz ha cerrado su campaña en Trujillo (Cáceres), asegurando que "mientras unos enfrentan a ciudadanos y territorios, el PSOE solo tiene una bandera, la de la igualdad", en velada alusión a la plurinacionalidad que defiende Sánchez.

La candidata socialista, que ha mostrado su voluntad de querer ser "la primera mujer en el PSOE para cambiar las cosas desde la izquierda", ha dicho que "lo mejor que le ha pasado a España es el PSOE, pues ha hecho una país más justo e igualitario"

"Somos la memoria viva de la Transición española, de Felipe y Guerra, que antepusieron un país a su partido, y luego de Zapatero, una persona muy incómoda para la derecha", ha dicho, tras asegurar que mañana será un "gran día para España porque el PSOE empezará a levantarse, con unidad, para hacerse cargo del país, porque los ciudadanos lo están esperando".

Finalmente, Patxi López ha reprochado a Sánchez y Díaz que no busquen "la integración" de su formación, sino "pasar factura el uno al otro" este domingo. "Lo único que puede salvarnos de derrotarnos a nosotros mismos es la concordia de todos, es el pacto de unidad para construir juntos un nuevo proyecto de socialismo exigente", ha asegurado.

En un acto celebrado ante la estatua del histórico dirigente del PSOE en Bilbao, el exlendakari ha llamado a "conquistar la concordia". "Nosotros no vamos a ofrecer puestos a quienes nos apoyen, pero tampoco cabezas cortadas a nuestros votantes, ni vamos a apartar a quienes no nos sigan", ha afirmado.