Menú Buscar
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en un acto del PSC en Barcelona / PSOE

Sánchez quiere evitar una Barcelona "sometida" por el 'procés'

Collboni apela al "catalanismo moderado" mientras que Borrell pone en duda una independencia catalana en "un mundo de gigantes"

4 min

Única pero intensa visita de Pedro Sánchez a Cataluña. El presidente del gobierno ha llamado a concentrar el voto en el PSC, puesto que el socialismo catalán está de remontada tras los buenos resultados cosechados el pasado 28 de abril. El líder del ejecutivo español arropó a Jaume Collboni y seguró que quería "una Barcelona que vuelva a ser Barcelona, que vuelva a ser la ciudad que nos deslumbró a todos". 

El presidente ha hecho una llamada a evitar una capital catalana "sometida a los intereses personales y al procés" frente a las más de 2.000 personas que han acudido al acto central de campaña de los socialistas. Sánchez no ha sido el único que ha arropado a Collboni, también lo ha hecho el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; la alcaldesa de l'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín; el candidato socialdemócrata a la Comisión Europea, Frans Timmermans; y el cabeza de lista del PSOE, Josep Borrell

Voto útil

En la misma línea ha apuntado el candidato socialista a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni. El alcaldable se ha dirigido a los "catalanistas moderados" que, desde una perspectiva progresista", quieren que Barcelona tenga un buen gobierno, como el que exhibieron los socialistas en las tres décadas que estuvieron al frente del consistorio. Su homóloga de l'Hospitalet ha reivindicado la gestión de los ayuntamientos socialistas. 

Miquel Iceta dejó entrever su resentimiento contra el "independentismo sectario", que hace unas semanas lo vetaron como senador por designación autonómica. A todos quienes quieran evitar que esta actitud gobierne en la capital catalana, les ha avisado: "Solo el voto a Collboni impide que Barcelona siga secuestrada, subordinada y fracasada".

Europeas

Borrell ha aludido a la crisis que se está viviendo con el brexit como prueba de que la independencia de Cataluña es inviable "en un mundo de gigantes": "¿Cómo se pudo pensar aquí, en Cataluña, que se podía salir de España de la noche al día cuando estamos viendo lo complicado que le está resultando al Reino Unido?". 

Por su parte, el candidato socialdemócrata a la Comisión Europea, Frans Timmermans, ha abogado por el diálogo en el conflicto catalán y ha advertido a los independentistas de que "fuera de la democracia no hay nada" y de que "las leyes se cambian para sumar mayorías".